Sigue a runnermami

lunes, 30 de julio de 2012

Recorrido semanal (IV)

Habéis de saber que esta entrada debía haberse llamado "Recorrido semanal (IV). Pleno al cinco)". Pero no ha podido ser... Estoy muy decepcionada. En serio.

Lunes: La semana empezó bien. Salí a correr, recién llegadita de la playa. Con el ánimo intacto y ganas de que el buffet no se hiciera fuerte en mis chichas. Como os conté en el primer recorrido semanal al programa del móvil en su día le dije que correría lunes, miércoles y viernes. Así que para el lunes tenía entrenamiento preparado, y decidí hacer lo que me decía (cuando no tiene nada programado o no me apetece lo que me pone, le digo que "running libre" y a correr, nunca mejor dicho). El entrenamiento del día consistía en alternar ritmo suave con carrera un poco más fuerte y me vi con ánimo para hacerlo. El gráfico os dirá que tenía razón, podía hacerlo (bueno, hay un pico por ahí muy bajo, pero es el momento de parar para dar la vuelta).

¿Habéis visto que hay ratos que corrí a casi 10,62 km/h?


Total, que súper contenta. Que sí, que el ritmo final viene a ser el de siempre, 7,39 min./km., pero hay que tener en cuenta que los tramos de ritmo suave del chisme este son ir andando y no excesivamente rápido...

Martes: ¡sí! ¡dos días seguidos! Estaba envalentonada pero del todo ¿eh? Tanto tanto tanto, que vencí la primera de mis excusas. Salí a las 21:35 de la noche. Sí señores, sí. Mi excusa de "¿a estas horas?" viene a aplicarse a partir de las 21:15, así que... Aquí vino cuando me dije "qué guay, a ver si en el post semanal puedo decir que he salido por lo menos los cinco días laborables".

Bueno, al lío. El martes salí de casa con un lema en mente: "No te conformes con lo que puedes conseguir". Este lema lo tengo en el ordenador del trabajo. Y oye, que motiva bastante. Me dije que si me había encontrado tan bien el lunes, podía hacer un esfuerzo e intentar bajar mi tiempo. Forzar un poco el ritmo habitual y lograr un pequeño reto. 

En mi favor diré (y lo juro) que se levantó viento (en contra) a la vuelta
Y que no había soplado a favor a la ida


Craso error. Una cosa es no conformarte con lo que puedes conseguir y otra pasarte de lista. Que estaba yo demasiado envalentonada. Y empecé fuerte, demasiado fuerte. Tanto, que tuve que casi parar... y de ahí ya no me recuperé. De vez en cuando pensaba en vosotros y metía un apretón (juro que pensaba en este post, ya sabía yo que me iba a servir de algo el blog) pero no me duraba mucho... El ritmo final, aún así, fue el menor que he marcado, 7,21 min./km. Pero me quedé con la sensación agria de no haber logrado que me propuse al salir. 

Y aquí acaba el post. No, no volví a salir. Yo que iba tan bien.... Os diré de todos modos la excusa de esta semana, que ha sido la misma para todos los días. Por las mañanas he estado más liada que la pata de un romano organizando cosas, porque ya no tengo la bodega como trastero y había que reubicar todo lo que allí había (a ver si alguno se da por aludido y cuando pase por aquí revisa sus cajas, jeje). Y por las tardes ha sido imposible. Han sido las fiestas de Utebo. Y hemos estado volviendo a casa entre las 21.30 y las 22.30. Una cosa es vencer la pereza y salir un día a las 21.30 y otra salir después de haber llegado a esa hora a casa... Así que no ha habido ocasión. Y esta semana empezaré ya a trabajar otra vez...

Sinceramente, estoy decepcionada por no haber salido más. Esta vez las excusas no me valen ni a mí. ¿Estará cambiando algo en mi mentalidad runner?

8 comentarios:

  1. Estas semanas, sí, existen :P

    Pero ánimo!! Desde luego, el que tus propias excusas no te valgan es una gran señal, te estás volviendo runner!! :D

    ResponderEliminar
  2. Vamos anonadada estoy, yo lo máximo que corro es varios metros pasillo arriba y abajo para intentar atrapar a mi peque y llevarlo al baño...
    Envidia me dás!!, luego me quejo que no me cierran los pantalones, no me extraña!!
    Ánimo mujer, qué seguro tu puedes!!
    Un besote lleno de energía para tu próxima salida
    Vanina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vanina! Por leer, comentar, y por los ánimos. Para la próxima pensaré en ti a ver si marco mejor tiempo...

      Lo de que los pantalones cierren o no será algo que vendrá (o no) como añadido. El reto es conseguir terminar la carrera en diciembre y la otra en junio...

      Eliminar
  3. Ves yo así me cuesta más, soy chica de cinta y de gimnasi pero al cosa no pasa de kilometro y medio, si le sumas otro kilometro y medio de elíptica y otros dos y medio de bici, así se queda la cosa y muy de vez en cuando.

    Animo María lo conseguiras estoy segura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oye, pues está muy bien! ¡Al final sumas un montón de kilómetros!

      Cuando hace muuchos años yo iba al gimnasio lo de las máquinas como que no iba conmigo, me aburría barbaridad. Lo mío era más el step, aerobic, GAP y de vez en cuando el spinning. Pero lo de correr en la cinta... (bueno, hasta hace nada ni en la cinta ni en ná). Y la elíptica para mí es un instrumento de tortura, ¡te admiro!

      Ahora quiero alargar un poco el recorrido, a ver si aguanto ya los 5 km. y de ahí a ir bajando el tiempo.

      Eliminar
  4. ¿Nos damos por aludidos por lo de las cajas....o no?
    Animada por verte tan motivada corriendo, he retomado mis patines. Ni de coña salgo dos días seguidos (que se me cargarian los músculos), pero si salgo día si y día no. Si tú sigues, yo sigo :-)
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, que lo de darse por aludidos lo has dicho tú... Es que no veas para ubicarlas, y además estoy segura de que ahí hay cosas que nunca jamás va a usar... Un vistacillo rápido para hacer otra purga... ;)

      Me encanta que el blog sirva para motivarme a mi y para motivarte a ti también. ¡Mola!

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+