Sigue a runnermami

martes, 28 de agosto de 2012

Hermanos

Editado el 28.08.2012 incluyendo el comentario de curropar en el texto.

No se me emocionen, queridos lectores, que no. Que de momento el Pq sigue solito. De los hermanos de los que voy a hablar es de los míos. Porque merecen un post. Y punto. Y como soy mujer de impulsos, tal como lo pienso lo escribo y lo publico. Espero que, si lo leen, les guste.

Siempre dije que quería tener 3 hijos, quizá por lo bien que nos lo hemos pasado los 3 hermanos mayores. Salgan uds. del síncope. Por más que leo a la Madre Tigre con sus Cuatro no me convence. Yo me quedo con 2 como mucho.

Como decía, los 3 hermanos mayores nos hemos llevado muy bien. Hemos jugado al Skalestric ¿se escribe así? y a los Pin y Pon. Porque cuando los hermanos se llevan bien, da igual el sexo. Todos los juguetes son buenos. La relación con los 2 pequeños fue diferente. Claro, nos llevamos más tiempo con ellos y eso, queramos o no, marca mucho la relación. También hemos discutido mucho, obviamente, pero pocas veces llegó la sangre al río. Cuando Curro me puso la zancadilla y me abrí barbilla o cuando yo le puse a Ana una cuerda de lado a lado del autobús para que saltara y se la abrió ella. Hemos hecho de todo, claro. Hemos cortado el pelo a los muñecos, hemos aprendido a montar en bici juntos, hemos estudiado en verano (Curro y yo, que Ana era una empollona) juntos, hemos pasado miedo viendo los Gremlins solos en casa juntos. Quién me iba a decir entonces que ahora uno de mis blogs favoritos sería "Mi Gremlin no me come".

El primero en llegar fue Curro. Lo conocerán uds. Curro es seguidor y comentarista habitual de este blog. Curro, como buen primogénito, era (y es) el ojito derecho de mamá. Curro es desorganizado, era impuntual (eso cambió en su estancia en Suiza) y está un poco en las nubes. Pero es encantador y muy inteligente. Es informático, y tras un tiempo viviendo en Madrid su empresa lo trasladó a Suiza. Allí empezó a escribir el blog "Un mañico en Suiza" y ahora buscando el enlace al mismo (que por cierto, no he encontrado) me he encontrado con que también tiene otro. "Curropar", no se ha complicado mucho con el nombre. Eso sí, lo tiene muy abandonado... Curro es un valiente. Hace poco más de un año decidió desvirtualizar a Delia. Y ahora son felices y comen perdices en... Tenerife. Sí señores, lo dejó todo por amor. ¡Olé! Mientras estuvo en Madrid y Suiza nuestra relación estuvo un poco más distanciada. Pero ahora gracias a Twitter todos los días sabemos el uno del otro. Y me encanta..

Luego vine yo. Cuando el pequeño Currito tenía 19 mesecitos llegó la petarda de su hermana. A mi me vais conociendo poco a poco. No os puedo contar gran cosa.

María fue la segunda, y me cortó el rollo, ¡tenía que compartirlo todo! Luego con Ana el compartir fue más que regla: siempre recordaremos cuando mi padre pedía en un bar dos fantas de naranja y tres vasos, y las repartía perfectamente, al milímetro (más le valía, claro). Pero me desvío del tema: María es apasionada, leal y pizpireta. También es impulsiva y cabezota (le dijo la sartén al cazo), lo que hace que esa inconstancia de la que presume no sea para tanto: el impulso le hace empezar muchas cosas, pero la cabezonería y un parte responsabilidad le hacen terminar las importantes. Como cuando empezó LADE, no se encontró a gusto, y se pasó a estadística, que la terminó en un pis-pas.
Hoy es la única de los hermanos que está casada (entre novios y casados, lleva casi ¡14 años! con SE #madredelamorhermoso), la única que es mami y por tanto la culpable de que todos tengamos que llevar babero todo el día (EL Pq, EL nieto, EL sobrino). Dicen las malas lenguas que es runner (tengo pendiente llegar a Zaragoza, cogerla de las solapas y preguntarle quién es ella y qué ha hecho con mi hermana) y blogger (pero de verdad, no como otros que escriben uno o dos posts y lo dejan). Y que escribe posts preciosos sobre el Pq, que nos permiten ver a los que estamos fuera cómo crece, y sobre sus hermanos.
¡Gracias, sis!

A continuación, 14 meses después, vino Ana. Ana es responsable, trabajadora y tenaz. Es también muy divertida. Le guardaré siempre rencor porque me obligaron a aprender a andar porque mi madre se negaba a tener dos niñas que no anduvieran. Yo no tenía ninguna intención de aprender, y de hecho hay unas fotos en las que estoy llorando porque quiero que me cojan en brazos que dan una lastimica... Ana es profesora. Siempre fue la más estudiosa y responsable, Curro y yo fuimos más vaguetes. Estudió dos carreras, Filología Hispánica y Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. ¡Toma nombrecito para la carrera!. Por amor también, se fue a vivir a Madrid, con su novio, el francés al que conoció mientras ella estaba en Francia y él en España. Era compañero de piso de Curro.
Aprovechando que llevaba un tiempo en el paro y que Chris tenía posibilidad de pedir una excedencia en su trabajo se lanzaron el pasado febrero a dar la vuelta al mundo. Así, sin red. Otra valiente, como veis. Lo cuentan en su blog, "From Madrid to Madrid" de una manera muy amena y con unas fotos que quitan el sentido. Ana no ha desaprovechado el tiempo en el paro, y aprovechó su afición y los cursos que había hecho de fotografía para colaborar con una ONG que se dedica a la fotografía social, Imagen en Acción. En Flickr no sólo podéis ver lo buena fotógrafa que es, sino que podréis encontrar algunas fotos de mi Pq. Hay varios bebés, no voy a desvelar cuál de ellos es... Pero si lo acertáis os lo confirmaré. Prometido. Tampoco hay que ser un lince para saber cuál de los niños fotografiados es su sobrino, qué queréis que os diga. Con Ana he tenido siempre una relación muy especial. Dos chicas, y de edades tan parecidas... La vida nos ha llevado por caminos muy distintos. Somos muy diferentes. Pero sentimos (o al menos yo así lo siento) algo muy especial la una por la otra.

Por cierto, si vives en Madrid te informo de que en febrero (ya sé que queda mucho, pero oye, ya lo dejo caer) termina su viaje, y hace unos reportajes de embarazos y de niños que son brutales. Incluso estoy dispuesta a enseñarte el mío en privado si quieres.

Con 4 añitos de diferencia vino Juan. Juan es muy introvertido, payaso y puntilloso. Al principio, con tres hermanos de 4, 5, y 7 años era el rey de la casa. Como dice mi madre decía "Quiero s..." y sin terminar la palabra ya tenía 3 sillas bajo el culo. Crecimos un poco más y la distancia en las edades hizo que nos lleváramos peor. Sobre todo los dos chicos. Muchos años de diferencia como para compartir cuarto y juegos. En esta época siempre se recordará el día en el que, sentado en el pasillo, cantaba "A quién le importa lo que yo haga". Ya veis, lo del "payasismo" me viene de familia. Más tarde las diferencias se vuelven a hacer pequeñas y nos llevamos bien de nuevo. Juan estudió un módulo de química. Lo terminó cuando empezó la crisis y no está teniendo mucha suerte. Alterna temporadas trabajando "de lo que sea" con temporadas en paro. Como no quiere que la cosa siga así ha decidido hacer un módulo de informática este año, a ver si por ahí tiene más suerte.

Y finalmente, otros 6 años después llegó la benjamina, Teresa. Teresa es dulce, apasionada y divertida. Nos llevamos genial, y somos muy parecidas. Además con ella la diferencia siempre ha sido grande (aunque ahora se note menos) así que no ha habido grandes altibajos. Ha estudiado turismo, y tampoco está teniendo demasiada suerte para encontrar trabajo de lo suyo, aunque no ha estado quieta tampoco. En su último trabajo le hicieron una p... bastante gorda, pero ella no se desanima. Siempre me acordaré de las palabras que me dedicó poco antes de casarme. "¿Y ahora quién va a hacer el gamba conmigo por el pasillo? ¡Que Juan es un soso!". Lo que me pude reír y lo que me río ahora al pensarlo. No es que sea un soso, pero no le gusta hacer el tonto por hacer, como a nosotras. Vamos, que es normal. Es que nosotras dos somos de ir, incluso, bailando por el pasillo sin razón aparente.

Estos son mis hermanos. Y los quiero. Mucho. Besos, hermanitos.

33 comentarios:

  1. Esta entrada me ha chiflado y emocionado. I love mi familia postiza!!!
    P.S.:tu hermano sigue siendo desorganizado y estando en las nubes,aunque también sigue siendo la persona más lista que conozco :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nosotros también te queremos! Ya imaginaba que lo del despiste no se pasa con el tiempo... a mi no se me ha pasado tampoco... jajaja

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Jo que entrada mas bonita... me has tocado la fibra familiar, que yo sabes que también lo soy mucho. Me ha encantado leer la historia de tus hermanos, y las relaciones que has tenido con ellos.
    Yo no se lo que es tener tantos! solamente éramos dos, aunque si que se lo que es querer a una hermana y sentir esa conexión especial.
    Muy bonita tu family!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Mamamedusi! Me he dejado muchas cosas en el tintero. Probablemente algún día haga un post con nuestras vidas de pequeños, más que contando cómo son de mayores.

      Eliminar
  4. Tu family numerosisisima y tu madre uns santa. Y yo me quejo con dos....uff
    Espero q mis peques se quieran tanto como vosotros. De momento es amor/odio.
    Besotes, maña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo. Mi madre una santa. Como pongo al principio siempre quise tener 3. Ahora que tengo uno me he quedado en el como mucho 2.

      No desesperes. Nosotros también teníamos el amor/odio, pero luego lo que se recuerda es el amor.

      Eliminar
  5. Yo quiero que de mayores mis niñas escriban posts así. Sin más. Por cierto, ¡Menuda familia de blogueros! Cuando vuelva tu hermana que me haga hueco para una sesión de niñas a ver si sacamos a La Cuarta del armario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que hace fotos chulas? ¿Has adivinado cuál es mi PQ?

      Me alegro de que te haya gustado. Y seguro que ellas también opinarán así de sus hermanos.

      Eliminar
  6. Acabo de llegar a tu blog a traves del club de las madres felices y me ha encantado tu entrada. Es precioso "leer" cómo por muchos años que pasen los hermanos son hermanos, y por muchos años de diferencia que haya, la infancia une.
    Nosotras sólo somos tres, niñas todas, pero aunque la adolescencia nos puso a todas un poco impertinentes y caprichosas, ahora en la madurez de la treintena, no cambiaría a mis hermanas por nada... me han dado lo mejor de mi vida (después de mi enana, claro), mis sobris!
    Me quedo leyendote... encantada de conocerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y bienvenida! Espero que te guste este rincón que comparto con todos vosotros.

      Eso nos ha pasado a todos... la adolescencia es tan mala... Pero luego crecemos, y se vuelven a estrechar los lazos, ¡y es tan bonito!

      Siéntete como en tu casa.

      Eliminar
  7. María fue la segunda, y me cortó el rollo, ¡tenía que compartirlo todo! Luego con Ana el compartir fue más que regla: siempre recordaremos cuando mi padre pedía en un bar dos fantas de naranja y tres vasos, y las repartía perfectamente, al milímetro (más le valía, claro). Pero me desvío del tema: María es apasionada, leal y pizpireta. También es impulsiva y cabezota (le dijo la sartén al cazo), lo que hace que esa inconstancia de la que presume no sea para tanto: el impulso le hace empezar muchas cosas, pero la cabezonería y un parte responsabilidad le hacen terminar las importantes. Como cuando empezó LADE, no se encontró a gusto, y se pasó a estadística, que la terminó en un pis-pas.

    Hoy es la única de los hermanos que está casada (entre novios y casados, lleva casi ¡14 años! con SE #madredelamorhermoso), la única que es mami y por tanto la culpable de que todos tengamos que llevar babero todo el día (EL Pq, EL nieto, EL sobrino). Dicen las malas lenguas que es runner (tengo pendiente llegar a Zaragoza, cogerla de las solapas y preguntarle quién es ella y qué ha hecho con mi hermana) y blogger (pero de verdad, no como otros que escriben uno o dos posts y lo dejan). Y que escribe posts preciosos sobre el Pq, que nos permiten ver a los que estamos fuera cómo crece, y sobre sus hermanos.

    ¡Gracias, sis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sido muy, pero que muy difícil contener las lágrimas. Que lo sepas.

      Gracias, bro.

      Eliminar
    2. De eso se trataba, que tu post también nos ha emocionado a los demás. ¿Por qué creías que tardaba en comentar? ;D

      Eliminar
  8. ¡Qué familia más interesante! ¡Y cómo la habéis pasado juntos!

    Qué gusto conocerte un poco más a través de conocer a tus hermanos, y de la crónica de tu hermano :) Me ha encantado tu impulso. Gracias. Como dice la Madre Tigre, ojalá si yo tengo más hijos y la peque tiene hermanos, de mayores escriban post así, qué orgullo para unos padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que lo hemos pasado muy bien juntos.

      Gracias como siempre por las palabras que me dedicas.

      Eliminar
  9. qué familia numerosa tan divertida :)

    ResponderEliminar
  10. Me he emocianado Maria, de verdad... casi lloro, espero una sobre esos. primos pequeños que te hicieron entrenarte cono supermami

    ResponderEliminar
  11. Leer cositas así resulta además de admirable totalmente envidiable! Tus palabras además de amor, denotan orgullo y complicidad! Me alegra saber que todavía existen relaciones tan lindas!
    Gracias por compartir algo tan personal! Disfrutad familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, guapa! Sí, además de quererles estoy orgullosa de ellos (pero no se lo digas, que se les sube a la cabeza ;))

      Eliminar
  12. Jo, que entrada más bonita!! Lo de tu hermano yéndose a Tenerife por amor, me suena... Mi historia es parecida a la suya en ese sentido.
    Yo tengo dos hermanas mayores, pero bastante más mayores, con lo cuál, prácticamente me crié como hija única. Creo que tengo lo mejor de ambas posiciones ;)
    Te diría más cosas, pero ahora mismo tengo que sacar a las Genovevas de paseo, porque están rebeldes a más no poder.
    Te sigo leyendo a la tarde.
    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, te pasa como a mi hermana Teresa! Tiene lo mejor de ser hija única y lo mejor de tener hermanos. Lo único que os habéis perdido, creo yo, es la relación inicial cuando somos más pequeños...

      Eliminar
  13. Pufff estoy llorando María que post más chulo, envidia la que tengo, yo soy hija única y jamás he podido vivir esas emociones que cuentas, por muchos primos que tengas. Por eso creo que me aferro tanto a los buenos amigos. No sé si al final lo haré, pero siempre dije que en caso de ser madre tenían que ser mínimo dos, espero cumplirlo.

    Por cierto que fotos mas chulas las de tu hermana, y que bien sujeta tu Pq las toallas con su cuerpo ;-)

    UN abrazo y estoy disfrutando mucho del paseo que te debia por tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, guapa! A mí siempre me ha gustado ser familia numerosa, de verdad. Y también he tenido claro siempre que no quería hijo único. A ver cuánto tarda el hermanito.

      ¡Lo localizaste! La del gateo también es mi peque... Me alegro de que te esté gustando pasarte por aquí. ¡Pero no debes nada! Obligaciones las justas, que ya tenemos bastantes en el 1.0....

      Eliminar
  14. Conocer tarde el blog de tu hermana y ver que este es el post favorito de la gente (con razon) mola bastante. Como han dicho por ahi, dificil, pero mucho ademas, contener las lagrimas...
    Muchas gracias sis!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muack, muack, muack, y requetemuack! Love iuuuuuuuu!

      Eliminar
  15. Dos cosas voy a decir, pero alto y claro.

    Uno, que ya te vale lo del anonimato. Hombre, yo preocupándome por "teneros" el blog a punto y tú escondida, ¡eso no se hace!

    Dos, que la que te puso la zancadilla el día en que te abriste la barbilla fui yo. No, no fue adrede y no, no fue por venganza. Pero tengo dos barbillas en mi hacer: la tuya y la de Juan.

    ¡Y a ver si escribes posts menos ñoños! Jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos cosas te voy a contestar, alto y claro también.

      ¿Anonimato? ¿Pero acaso no publico con nombre y apellidos, oiga ud.? Otra cosa es que entre la familia no le haya dado mucha publicidad, pero no creo que se pueda hablar de anonimato. De hecho hay varios miembros de la familia que lo leen habitualmente. Y, a todo esto, ¿tú cómo te has enterado?.

      ¿En serio fuiste tú? Siempre había pensado que fue Curro, mira tú por dónde. Entonces uno a uno, oiga. Barbilla por barbilla y tiro porque me toca.

      Eliminar
  16. Yo lo cierto es que no recuerdo el episodio de la barbilla, mi trauma está con la casi-muerte por cuquera en la cabeza con la ventana en casa de la abuela.

    Voy a defender a María, señorita Unknown (porque es usted señorita, ¿verdad?): de anonimato nada. ¿O es que publicar en Twitter tu blog es anonimato? ¿O tener una página en Facebook?

    Y ahora que la he defendido, le voy a dar un poco de caña: a ver, no sé de dónde habrá sacado tu hijo esas capacidades detectivescas, pero está claro que de ti no, ¡jajaja! Porque si lo piensas, ¿cuándo ha llegado Ana aquí? La primera vez que has enlazado tu blog en tu muro de Facebook, con la foto de la Brujita Pompón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que yo juraría que más bien ha sido cuando Juan ha dado a "Me gusta..." Llegó Ana antes que la brujita, listillo.

      Eliminar
    2. Añado: tampoco es que Ana tenga muchas capacidades detectivescas, que su blog está enlazado desde aquí y no me creo que no haya tenido ni una visita. Puede que hasta yo haya hecho click en el link por ver si el enlace estaba bien, ¡jajajajaja! xD

      Eliminar
  17. Hum...
    Que conste que era unknown por obligación, no por gusto (el ordenador funcionaba a pedales).

    Creo que en ningún momento he mirado los enlaces a nuestro blog... En eso dejo que la gente haga a su gusto, al fin y al cabo nuestras aventuras sólo le interesan a familia y amigos y a una señora de Valladolid que ha dejado un comentario en inglés (¿?)

    Pero resumiendo: uno. Lo de la barbilla fui yo. Dos. No aclararé cómo llegué al blog. Juajuajua.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+