Sigue a runnermami

viernes, 30 de noviembre de 2012

7 días, 7 sonrisas (XVIII)

¡Buenos días! ¡Se me había olvidado que tenía la entrada pendiente de publicar!

Os dejo con las sonrisas de esta semana...


VIERNES:
Tuve en el trabajo uno de esos días en los que no sabes por dónde empezar de tanto trabajo que tienes... @Mcbeal0107 y @nirosaniazul me dedicaron unos tweets diciendo que no dudaban de que lo que no hiciera ese día lo recuperaría otro porque transmito eficacia y responsabilidad. ¡Gracias, chicas!

SÁBADO: Pude ponerme al día con la lectura de muchos blogs, porque el S.E. se fue de viaje con los chicos del balonmano y el Pitufo durmió una siesta de campeonato. ¡Me encanta leer a mis chicas, y me da mucha pena no leeros más a menudo!

DOMINGO: El Pitufo decidió ir al baño solito. Encendió la luz del pasillo, sacó el orinal, se bajó los pantalones y el calzoncillo y se sentó. A todo esto yo me iba a quedar por allí por si las moscas, y me echó (que por cierto, manda narices que yo tenga que hacer pis con él mirando y él tenga que estar sólo). Total, termina de hacer pis "¡y caca, mamá!" y me acerco a limpiarle. ¡No, yo solito!. Acabó el rollo de papel higiénico (menos mal que no quedaba mucho) y ahí que se fue, del baño a la cocina, con los pantalones por los tobillos a tirar el tubo a la basura...

LUNES: @MrsPrimark, a cuenta de los premios #madresfericos2012 me dijo que no me veía para votarme. Le dije que no estaba nominada, ¡y me dijo que si lo llega a saber antes no vota a nadia para boicotearlos! No sabéis la ilusión que me hizo, de verdad. ¡Gracias, hermosa!

MARTES: Tengo varias, e iba a poner alguna relacionada con el cumpleaños de mi cuñada, @deliadel, y que estuvimos hablando por teléfono, y eso. Pero es que mi S.E. dejó por primera vez un comentario en este blog. En esta entrada. Lo siento, Delia, te ha quitado el primer puesto...

MIÉRCOLES: el miércoles viví otra desvirtualización. Me encantó conocer a @1mamapara2, @Monconpequeszgz, Waleska (@mamisybebés) e @inesichi. ¡Un beso, chicas! ¡A ver si repetimos pronto!

JUEVES: Hacía un frío que pelaba, y yo me había dejado el abrigo en casa por la mañana (me lo pongo muy poco). Al recoger al Pitufo en la guardería me dice "Mamá, no llevas shaquetón" - "No, hijo, me lo he olvidado esta mañana." - "Te vas a poner malita y te tendré que dar jababe, mami, yo te lo dalé".

¿Habéis sonreído mucho esta semana? ¿Me lo contáis?

¡Nos leemos!


¡Copia la colección de sonrisas en tu blog!

lunes, 26 de noviembre de 2012

Recorrido ¿semanal? (XV)

¡Buenos días!

Es un poco arriesgado llamar a esto recorrido semanal, la verdad... Voy a tener que cambiar el nombre de estas entradas.


Desde la última vez he salido a correr tres veces más:

SÁBADO, 10 de noviembre: Tenía poco tiempo, pero decidí salir un ratillo igualmente para no perder ritmo. Así que hice sólo 10 minutos de carrera, a un ritmo que se empieza a acercar al que tenía cuando dejé de ser constante. 6:36 minutos por kilómetro.



DOMINGO, 11 de noviembre: Otra vez por diversas causas tenía poco tiempo para salir, y de nuevo me dije que mejor salir 10 minutos que no salir. Fueron 15 minutos en los que metí algún apretón de vez en cuando para sentir que había trabajado más. El ritmo final no fue de los mejores, pero terminé contenta por haber trabajado a ratos en la zona verde-alta, azul e incluso rocé la roja.



VIERNES, 23 de noviembre: Durante una semana no salí; entre semana ahora lo tengo un poco complicado con los horarios que llevamos. Aproveché que estaba mi hermana en casa haciéndose cargo del niño para salir un rato por la tarde. Corrí media hora, algo más de 4 kilómetros. Ritmo final de 07:11 min./km. Tengo que esforzarme un poco más si no quiero hacer el ridículo en la primera carrera a la que me apunte, la verdad. Los picos que veis en la gráfica deben de ser un fallo de GPS porque juro que no me paré...



Y esto es todo. La idea era salir ayer domingo también, pero me puse malita y no pude...

¡HASTA LA PRÓXIMA! ¡Nos leemos!

viernes, 23 de noviembre de 2012

7 días, 7 sonrisas (XVII)

¡Buenos días! A ver si consigo que sea costumbre otra vez publicar a primera hora de los viernes, ¡que se supone que esto es para acabar bien la semana!


VIERNES:
Estuvimos en el Parque Natural de Cabárceno. ¡Teníais que haber visto la cara del Pitufo cuando vio los "lobos feroses"!

SÁBADO: "Mami y Papi, ¿ya empezamos?" Nos suelta el Pitufo por una pequeña trifulca de conducción (ese típico "¡ya te lo has pasado!" "¡claro, si me avisaras antes no me lo pasaría!"

DOMINGO: Hace un tiempo, además de a Peppa Pig el Pitufo veía a Mike el Caballero. Cuando nos íbamos de la casa rural le dijimos que le tenía que decir adiós a Maite, la propietaria, y nos contesta "¿A Maite Caballero?" ¡Nos dio la risa floja cuando la vimos luego!.

LUNES: Al volver del viaje no tuvimos ganas de hacer la comida del día siguiente. S.E. se tiene que llevar la comida al trabajo, así que había que levantarse antes para cocinar. Suena el despertador, y... "Quédate en la cama, que ya cocino yo. Enseguida subo y te aviso ya para levantarte". ¿Es o no es un sol?

MARTES: Parece que esta semana se lleva S.E. el ranking de provocador de sonrisas. Recién levantados por la mañana, estaba yo preparando el desayuno todavía en pijama con la legaña pegada y pasó por mi lado, me agarró de la cintura, me dio un besito muy tierno en la frente y me dijo "¡Guapa!" al oído.

MIÉRCOLES: ¡Qué emoción! Tengo casi terminado el delantero del jersey que estoy haciendo. ¡Y está quedando genial! (o al menos a mí me gusta un montón)

JUEVES: Todos los días tomo el café con dos compañeras a media mañana. Una de ellas me manda un mensaje por el messenger interno de la empresa y vamos juntas. El jueves me pregunta si vamos ya, le contesto que sí, me dice que espere un momento, le digo que vale, me avisa de que ya, y justo estoy yo liada en una cosa, así que recibo el mensaje: "¡pero mueve el pandero!". Que así leído ahora, la verdad es que suena fatal y no parece que sea un motivo para sonreír, pero mi querida Nuria y yo somos así de cariñosas la una con la otra.

¿Habéis sonreído mucho esta semana? ¿Me lo contáis?

¡Nos leemos!




¡Copia la colección de sonrisas en tu blog!

jueves, 22 de noviembre de 2012

Va por ti

No voy a decir nada, os dejo sólo con esto...Porque sí. Porque la he oído y he pensado en mi S.E. Porque te quiero.

(Everything I Do) I Do It for You (From The Movie "Robin Hoo by (Everything I Do) I Do It for You (From The Movie "Robin Hoo on Grooveshark

Look into my eyes, you will see
What you mean to me
Search your heart, search your soul
And when you find me there you'll search no more

Don't tell me it's not worth tryin' for
You can't tell me it's not worth dyin' for
You know it's true
Everything I do, I do it for you

Look into your heart, you will find
There's nothin' there to hide
Take me as I am, take my life
I would give it all, I would sacrifice

Don't tell me it's not worth fightin' for
I can't help it, there's nothin' I want more
You know it's true
Everything I do, I do it for you
Oh yeah

There's no love, like your love
And no other, could give more love
There's nowhere, unless you're there
All the time, all the way, yeah

Look into your heart, baby

Oh, you can't tell me it's not worth tryin' for
I can't help it, there's nothin' I want more
Yeah, I would fight for you, I'd lie for you
Walk the wire for you, yeah I'd die for you

You know it's true
Everything I do, oh, I do it for you

Everything I do, darling
And we'll see it through
Oh we'll see it through
Oh yeah

Yeah!

Look into your heart
You can't tell me it ain't worth dying for
Oh yeah

I'll be there, yeah
I'll walk the wire
Oh, yeah

I'm going all the way, all they way, yeah

domingo, 18 de noviembre de 2012

7 días, 7 sonrisas (XVI)

¡Buenas tardes! De nuevo con retraso, ahí van las sonrisas de esta semana.


VIERNES:
Que sí, que sí, que las mujeres somos muy malas. Pero ¡y lo que nos pudimos reír viendo las fotos de una compañera (por llamarla algo) en su Facebook! ¡Disfrazada de vampiresa sexy en unas fotos de estudio mordiéndole la pierna a un Nenuco! ¡Terminar así la semana de trabajo es mortal!

SÁBADO: Con mi hermana Teresa. Acordándonos de "gansadas" varias que hacíamos cuando yo vivía en casa de mis padres. ¡Es que somos muy payasas!.

DOMINGO: Una conversación por Whatsapp, con una excompañera a la que hace tiempo que no veo:

Ella: "Paradelis!"

Ella: "Tenemos quedar, tengo noticias que darte!"

Yo: "Aaah!" (ya sabéis lo escandalosa que soy)

Yo: "Bombete a la vista!"

Ella: "Qué lista eres, Paradelis"

¡¡¡Me encantan los embarazos!!!

LUNES: Una reunión de trabajo de la que sales con sensación positiva te hace sonreír. Si además ha supuesto viaje con una compañera de trabajo con la que has pasado un buen día, mejor todavía.

MARTES: Tenía al Pitufo en casa de mis suegros, lo que me permitió un ratito de libertad después de comer en casa... A pesar de ser muy sociable, siempre me han gustado la soledad y el silencio, así que disfruto mucho las raras ocasiones en las que tengo ahora estos ratos.

MIÉRCOLES: ¡Salir del trabajo y pensar en 4 días de fiesta!

JUEVES: Preparar todo para el viaje, anticipar las sonrisas del fin de semana...

¿Y vosotros? ¿Cuál es vuestra sonrisa favorita esta semana?

¡Nos leemos!


get the InLinkz code

viernes, 9 de noviembre de 2012

7 días, 7 sonrisas (XV)

¡Buenos días! Quería retomar la publicación a primera hora, pero otra vez más no me ha dado tiempo. Esta semana toca casi monográfico sobre las historietas del niño.

VIERNES:
Peluquería. Tenían hora el Santo Esposo prontito y el Pitufo una hora y media más tarde. No quería cortarse el pelo. Hay dos peluqueros, sólo uno de ellos, Alfonso, le corta el pelo al Pitufo. Cuando vamos con Papá, Alfonoso no estaba. El Pitufo mira a su alrededor y me dice con una sonrisa de oreja a oreja "No está Affonso, mami" - "¿Y por qué te ríes, Pitufo?" - "Porque no me va a cortar el pelo".

SÁBADO: Ojo al dato. Jugando con el Pitufo. De repente, coge una gorra que teníamos en su cuarto y pone la musiquilla de uno de los miles de juguetes con música que tiene por ahí. Baila, y cuando termina de bailar tira la gorra al suelo. Así hasta 5 veces. "Cariño, ¿por qué tiras la gorra al suelo todo el rato?" - "¡Como el Jeñor que vimos en la calle, mamá! ¿No "queacuerdas"?". Sí, me acuerdo. Los "hip-hoperos" que vimos durante las fiestas, uno de ellos hacía eso. Casi me muero de la risa. Los que me seguís en Twitter sabréis además que la cosa continuó el martes con un baile de Break-Dance en una galería comercial. Por supuesto, con gorra y todo.

DOMINGO: El primer domingo de cada mes nos reunimos para una comida familiar de esas más extensas (tíos, primos, etc.). Siempre está bien ver a la familia, y siempre hace sonreír.

LUNES: A la salida de la guardería me dice la seño que el Pitufo al despertarse de la siesta dijo "Echo mucho de menos a mi mamá..." ¡Es tremendo!

MARTES: Cuando le digo al Pitufo que es el cumpleaños de Papá me dice que hay que comprar un "ggegalo" (no veáis el acento francés que tiene este niño). Le pregunto, y le compramos un jersey (que eligió él). Llegamos a casa, lo escondemos, y le digo que "hasta mañana no se lo podemos decir a papá, ¿eh?". Entra su padre por la puerta... "¡¡Papi, papi, te hemos compado un ggegalo!! ¡Mira, lo tengo aquí, toma!". Si os digo que su padre se derritió, me quedo corta.

MIÉRCOLES: ¡Cumpleaños! Era el cumpleaños del Santo Esposo. ¡Me encantan los cumpleaños!. Otra del Pitufo: "Mami, como es el pumpeañios de papá, ¿le vamos a haser una conona?"

JUEVES: Viendo los tróspidos una vez más con S.E. nos estábamos riendo con la recopilación de mejores momentos que hicieron. Y entonces me dice S.E. "Me encanta verte reír así, es genial cuando estás tan contenta". ¿Mola o no mola que te hagan sonreír diciéndote que es genial verte sonreír?

¿Qué tal semana habéis pasado vosotros? ¿Habéis sonreído mucho?

¡Nos leemos!


jueves, 8 de noviembre de 2012

Yo te lo explico

¡Buenos días! ¿A que no me esperábais hoy por aquí?. Hoy os traigo mi reflexión sobre los contactos 2.0

Durante mi visita a Madrid, en la que me alojé en casa de unos amigos, surgió la pregunta del millón.

¿Y tú, cómo has conocido a estas chicas? ¿Cómo habéis llegado a una relación en la que os apetecer quedar a cenar?

Para mi, que lo he vivido era muy obvio. A través de los blogs y Twitter hemos ido creando una relación. Pero él no lo acababa de entender... Le tuve que explicar que en Twitter entablamos conversaciones, nos damos apoyo mutuo en las dificultades, y nos alegramos con las alegrías de las demás. A todo esto, me dijo que en teoría Twitter no está pensado para esto. ¿No es más fácil que os creéis un grupo de Whatsapp?

Bueno, le tengo que dar un poco la razón. Twitter no es un chat. Pero la Comunidad de madres 2.0 sí que lo usamos de chat. Y esta es, creo, mi explicación para este fenómeno.

Partamos de la base de que muchos de los blogs de la madresfera (al menos de los que yo sigo, que con casi 500 es obvio que no sigo ni la mitad) son como un diario en el que volcamos (vuelcan, porque yo la verdad es que tampoco os cuento mucho) el día a día o, al menos, los acontecimientos importantes de nuestra vida de madres. Así que seguir un blog viene a ser como seguir la vida de esa mami.

Además, entre nosotras, y no soy la primera en usar este término, siempre decimos que Twitter es un patio de vecinas. Es la mejor definición que se puede usar para nuestra relación virtual, y si no me creen, lean.

La del tercero B estaba tranquilamente asomada a su ventana, tendiendo la ropa, cuando se le ocurre decir: "¡Vaya noche más mala he pasado con mi peduga!. Toda la noche llorando, con tos y mocos. Estoy rendida".

En realidad, no se lo dice a nadie. Reflexiona en voz alta. Pero da la casualidad de que la del segundo A estaba sacudiendo la escoba por el patio de luces (sí, es un poco marrana, qué le vamos a hacer) y la oye. Y le contesta. "¡Ay pobre! A ver si se mejora la peduga, que lleváis una racha muy mala". La del cuarto C tenía la ventana abierta, y comenta que su nene también está malito, que desde que empezó la guardería no levanta cabeza. Y así, se siguen sumando las vecinas, una tras otra, y algún que otro vecino. Y al final entablan una amigable conversación a 10 bandas que, en algunos círculos puede incluso derivar hacia otra cosa...

Esta misma conversación se podría tener tomando un café alrededor de la mesa camilla de la del tercero B, claro que sí (y quien dice mesa camilla dice grupo de Whatsapp). Pero para eso hay que invitar a las vecinas previamente y no sería tan espontáneo.

Otro ejemplo: la del primero A se entera de que la operación del niño de la del quinto H ha sido un éxito. Era una operación muy complicada, así que se alegra un montón, y se lo cuenta a la del tercero D, que a su vez se lo cuenta a la del segundo C, que a su vez se lo cuenta a... Acaban felicitando todas a la del quinto H. Alegría compartida en el patio.

Otro ejemplo muy claro lo explicó la del Primero B mucho mejor que yo, usando por primera vez el término patio de vecinas para Twitter, contando cómo un comentario entre tres se puede convertir en un megaevento con 70 asistentes.

Hay mil ejemplos más. Ejemplos en los que una comenta que está desbordada y las demás la animan para que no se derrumbe. En los que, tras recibir muestras de apoyo en el blog por alguna situación (como una dura adaptación al cole) y preguntas en Twitter acerca de cómo va el tema, al final proclamas a los cuatro vientos que todo va ya bien. En definitiva, al final conoces a todas tus vecinas, aunque sólo sea un poquito. Y te alegras con sus alegrías, y sufres con sus penas. Y quieres compartir con ellas tus alegrías y tus penas. Y cuando se te presenta la oportunidad de quedar con ellas cuando volvéis de dejar a los niños en el cole (y quien dice cuando volvéis de dejar a los niños del cole, dice una noche de cena) en vez de hablar a gritos por la ventana, la aprovechas.

Así han surgido verdaderas amistades. Vecinas que ya no son vecinas, son amigas. Que viven en el mismo edificio (ciudad) y tienen la posibilidad de quedar más veces que las de los edificios más lejanos con el mismo patio de luces. Amigas que no pueden quedar tan a menudo pero que están ahí, y cuando pueden acuden, entre las que creo encontrarme (lo digo por lo de amiga, no por lo de acudir cuando pueden).

Creo que con esto mi amigo J habrá podido entender mejor cómo surgen este tipo de quedadas. ¡Espero veros pronto, chicas! ¡Nos leemos!

lunes, 5 de noviembre de 2012

Recorrido semanal (XIV)

¡Buenos días! Espero que tengáis una buena semana, y que la empecéis con una sonrisa.

Esta semana he retomado (un mes entero después, vaya desastre) los entrenamientos. El día 11 es la Carrera de la Mujer, y tenía intención de apuntarme, pero ahora ya no estoy tan segura de hacerlo...


VIERNES, 2 de noviembre: Que sí, que ya sé que no podía esperar mucho. El último día que salí fue el 2 de octubre. Había pasado un mes entero, y eso tenía que pasar factura de una manera u otra... Y la pasó, claro.

No se puede hacer peor, ni las primeras tenían este aspecto

Me encontré fatal. No sé si fue el físico, la mente, o ambas cosas. Pretendía correr 30 minutos, pero no aguanté. Me pesaban las piernas, sentía que no podía hacer más... Pero era una sensación extraña. Porque cuando paré de correr para empezar a andar sentí que no me había esforzado lo suficiente, que podía dar más de mí. Decidí volver a correr, y era como si las piernas no me respondieran... Ya os digo que fue una sensación muy extraña. De poder, y a la vez no poder. Raro.

Al final, entre correr y andar, 31 minutos; 3,85 km. Ritmo de 08:08 minutos por kilómetro.

SÁBADO, 3 de noviembre: Había que arreglar algo la situación, y decidí salir también el sábado. Sabía que el domingo iba a ser difícil, así que tenía que aprovechar para ir y tratar de superar el abatimiento.

La cosa la verdad es que fue mucho mejor. Conseguí correr los 30 minutos (vencí varias veces la tentación de parar). Dista de ser mi mejor marca, más bien se acerca a la de mis inicios, pero para cómo estuve el viernes, conseguir hacer un ritmo medio de 07:13 minutos por kilómetro el sábado fue un logro. Terminé contenta. No eufórica, pero sí contenta. Total, 32 minutos, 4,52 kilómetros.

¡Ya estamos con el misterioso pico a medio camino! ¡Que no paro!

Y con esto y un bizcocho, hasta el próximo recorrido, que espero sea el lunes que viene.

domingo, 4 de noviembre de 2012

7 días, 7 sonrisas (XIV)

¡Buenos días! Esta semana con el puente se me ha retrasado la entrada de las sonrisas... La tenía preparada a falta de la del jueves para programarla el viernes a primera hora, pero el jueves se me fue por completo de la cabeza y ya hasta ahora no he podido sentarme. ¡Aquí van!

VIERNES:
El Pitufo estaba un poco malito y lo dejamos en casa de sus yayos todo el día en vez de llevarlo a la guardería. La cara que puso cuando se levantó de la siesta y vio que yo ya había llegado no tiene precio.

SÁBADO: No esperaríais que os dijera otra cosa que conocer a los Padres Frikerizos, Desmadreando, Clara, Trybeca, Vanina, La madre novata, La madre tigre, Laura de Base Echo, Sara Blanco de Spices Cave, Peineta y Papá Lobo.

DOMINGO: El reencuentro con lo más querido del 1.0, mi Pitufo y mi S.E. Que sí, que yo estaba deseando perderlos un poco de vista, pero 48 horas sin ver al primero y 24 sin ver al segundo reactivan las ganas de achucharlos.

LUNES: "Mami, ¿me cuentas un cuento?". Y allá que voy yo, toda chula, a inventarme un cuento. "Vale, ¿te cuento el cuento de Luisito?" "No, mami, el cuento de Luisito es un ggollo, yo quiero el de Capushita Ggoja". Jamás le he contado un cuento cuyo protagonista sea Luisito.

MARTES: Leí todas las entradas que se habían publicado ya en el concurso de Madresfera, ¡Los niños son geniales! (Y, por cierto, pinchad en el enlace y votadme, a ver si me llevo el libro...

MIÉRCOLES: Siendo miércoles-viernes, ¿qué más se puede pedir?

JUEVES: Al despertarse el Pitufo lo llevé un poco a mi cama. Cuando ya se cansó, me dio un besito y me dijo ¡despierta ya, mamá!. Hizo lo mismo con su padre, y luego me dijo "¿Mamá, te duermes otra vez y te despierto?" Así estuvimos unos 5 minutos. Y ¡no creáis que no suele vender caros los besos!

La semana pasada ya lo hice, pero os lo cuento ahora, que entonces no lo hice. Hace tiempo, estuve hablando con Madres Estresadas de hacer de esta entrada un "carnaval de blogs". Con el tiempo aparqué la idea, pero la semana pasada Todo Mundo Peques me pidió permiso para seguir la idea y hacer su propio post de sonrisas, mencionando la idea. Así que me he decidido a poner un coleccionador de enlaces, y así quien quiera puede añadir su post. ¿Os animáis a contarnos lo que os hizo sonreír la semana pasada? Si no queréis hacer un post, ya sabéis que en los comentarios siempre son bienvenidas vuestras sonrisas.

¡Nos leemos!