Sigue a runnermami

sábado, 9 de febrero de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXIV)

¡Buenos días!

Ayer se me torcieron los planes de la tarde y no pude publicar, y la semana ha sido de tanto trabajo que tampoco la he podido dejar programada. ¡Aquí están las sonrisas de esta semana!

VIERNES:
El lunes o el martes quedamos mi amiga Nuria y yo para comer el viernes. El viernes, a eso de las 12 de la mañana de repente me dice... "Oye, ¿tú y yo habíamos quedado hoy, verdad?" ¡Yo tampoco me acordaba! Nos habíamos dejado la comida hecha en casa, así que aplazamos la comida para otro día... ¡Vaya cabezas!

SÁBADO: Por primera vez en más de 27 meses. ¡El Pitufo se despertó más tarde las 08 de la mañana! Justo el sábado que su padre se había levantado a las 06.45 para estudiar el examen de inglés que tenía esa semana... Yo sí aproveché para dormir (hasta las 08.30, no os creáis) y al levantarme desayunamos los dos tranquilamente... Eso sí, se me ocurrió tuitearlo y en ese instante oí... "¡Mami y papi! ¿Estáis en vuestra cama?". Por algo me llama mi S.E. "la subepanes"...

DOMINGO: S.E. es entrenador de balonmano. Y el domingo fuimos el Pitufo y yo a ver el partido. ¡Cómo se emocionó el Pitufo con el juego! ¡Cómo lo preguntaba todo! Pasamos una mañana divertidísima.

LUNES: Me corté el pelo. Sí, que no hacía mucho que lo había hecho, lo sé. Pero es que la otra vez cambié de peluquería y no me gustaba mucho cómo me había quedado... Así que se me dibujó una gran sonrisa cuando en la peluquería habitual consiguieron arreglar el desaguisado. Oye, que me conformo con poco.

MARTES: Comenzó el curso de Pilates. Es un curso que nos ofrece de manera gratuita la empresa, el profesor es genial. Total, que antes de empezar la primera clase los compañeros informaron al profesor del parte de lesiones... ¡vaya panda de tullidos! ¡si yo con embarazo y todo soy la que más se puede mover! Nos echamos unas risas porque a cada ejercicio el profesor tenía que dar instrucciones específicas. "Fulanito, este no lo hagas". "Menganito, este hazlo así"... ¡La media de edad es de unos 33 años, y una clase de yayos daría menos problemas!

MIÉRCOLES: Como el Pitufo estaba malito y no podía ir a la guardería llevaba desde el lunes por la tarde con mis suegros. El martes, entre que salí tardísimo de trabajar y que empezó el Pilates, no fui, y el miércoles me acerqué por allí a verle. ¡Pues no va el cuentista de él y me dice todo mimoso: "Maami, mi maaami, ¡menos mal que no me has dejaro aquí para siempre!".! Bueno, vale, confieso... Me dio la risa pero a la vez un poco de sentimiento de culpa...

JUEVES: Otras risas 2.0. Me dio la tarde tonta, estaba aburridilla en casa haciendo tiempo para ir al Pilates, que por cierto no tenía ni pizca de ganas. Total, que escribí tres o cuatro tuits tontos que tuvieron respuestas muy simpáticas y un par de "Estás sembrada hoy". ¡Ay, almas cándidas! ¡Si supiérais que esas son las cosas que habitualmente hago y pienso pero no lo tuiteo siempre...! Soy así de payasa, en serio.

¿Y vosotros? ¿Qué tal os ha ido la semana? ¿Me contáis qué os ha hecho sonreír?

¡Nos leemos!


¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

12 comentarios:

  1. Ayyy, pobre pitufo, menos mal que no lo habías dejado para siempre. Anda que, jajajaja.
    Que semana más completita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veas, yo no sé de dónde se sacó eso. ¡Como si hubiera estado alguna vez más de 48 horas sin mí, qué tío!

      Eliminar
  2. "la subepanes"? jajaja Nunca había oído esa expresión, me encanta. Y tu Pitufo me rechifla, qué ganas de conocerle tengo. Lo de Pilates me parece una idea genial, aunque tú te sientas que das la lata. Seguro que no es así y además con las risas alegrarás la clase y todo :) Y dicen que es buenísimo para el embarazo. ¡Un besazo y feliz domingo famillia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No la habías oído nunca? Evidentemente es porque cuando hablo yo sube el pan. El viernes noche me pasó lo mismo. "¿No entras a verlo? Mira que yo entro todos los días y le doy un besito y no se despierta". Se despertó, claro.

      No, no, si en el Pilates no doy la lata... ¡Soy la más sana de los 15!

      Eliminar
  3. El miércoles Vega también estaba malita(como yo) y aún arrastra un poco el catarro, pero ya estamos mejor.
    Yo odio ir a la peluquería, así que entiendo tu alegría al ver que te arreglaron el corte de pelo.
    Un beso!
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda! No me enteré, he estado toda la semana desconectada y no me he enterado de casi nada. El Pitufo en realidad ha sido toda la semana, ha sido ayer tarde cuando ha empezado a levantar cabeza.

      A mí me gusta ir, y siempre digo que me da igual cómo me lo dejen porque el pelo crece (de hecho suelo dejarles "experimentar" siempre dentro de un estilo más bien clásico) pero es que esta vez me lo habían dejado... En palabras de la peluquera que lo arregló "el corte no tenía unidad"

      Eliminar
  4. Jajaja, geniales como siempre. Ya comienzas a perder la memoria? Pensaba que comenzaba a partir de parir, jajaja.
    La clase de pilates habría que verla, y tu hijo se sale. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría echarle la culpa al embarazo, pero sería totalmente falso, siempre fui así.

      Eliminar
  5. Me ha encantado el plantel de tullidos que tenéis en Pilates, me recuerda a la falta de coordinación que padezco en Bollywood... je,je,je
    Y una coincidencia más: Yo lo mismo me escapo a la pelu esta semana... ya te contaré...
    Gracias por la idea, eres un solete.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tenías que vernos! Uno con los dos hombros, otra con ciática y un tobillo operado, otro con la rodilla, otra con la espalda como un ocho, yo preñada... ¡digno de película de terror!

      Gracias a vosotras, que seguís esta tontuna que me dio un día...

      Eliminar
  6. Jajaja, me ha gustado todo! Especialmente , lo del pitufo que te dejara dormir, uyy que bien!
    Pilates, yo quieroooo, y es verdad que estamos los jóvenes tullidos yo con 34 años estoy fatal!!
    Y la pelu una fotooooo!!!!
    Un besazo y gracias otra vez por esta iniciativa, me encanta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyyyy... ¡Un lujazo, la verdad!

      Es verdad, desde luego estamos en baja forma pese a ser tan jóvenes, qué penita. Ya me apunté antes de tener al Pitufo, y ¡se nota una diferencia al terminar el curso que no veas!

      Gracias a ti por estar también siempre ahí!

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+