Sigue a runnermami

jueves, 11 de abril de 2013

El pitufo empieza a olerse la tostada...

Tal cual como dice el título. El Pitufo empieza a olerse la tostada. O se lo han contado, que también puede ser.

Todo empezó con una cosa muy sutil. De pasar de estar emocionado con "su bebé", como él lo llama, a no decir apenas nada. Puede ser que se haya cansado de esperar, pensé yo.

Entonces vino la ecografía de las 20 semanas. Con sus fotos y su vídeo. No quiso ni mirar. Ignoró por completo el tema, y las preguntas que le hicimos acerca de si le gustaba o no. Sólo se dignó a echar un vistacillo cuando le vimos los pies en una imagen muy graciosa. En cuanto quitamos el vídeo llamó nuestra atención sobre lo que él estaba haciendo.

Y la definitiva, o al menos así me lo parece a mí. Yo no sé con esa media lengua que tienen qué se pueden contar y qué no. Pero desde que su amiga del alma de la guardería ha tenido un hermanito no me lo despego ni con agua caliente.

Frota su cara contra la mía "mami, eres muy cariñosa y muy guapa". Me acaricia "mami, te quiero mucho". Me pide que lo coja en brazos "mami, soy un bebé, cójeme". No deja que su padre se acerque a mí "¡oye! ¡déjala, que es mi mamá!" a menos que sea él mismo quien lo pida "toros juntos, un abraso piña, papi".

Hace tiempo que he dejado de darle importancia al bebé. No digo nada, y con el Pitufo me comporto con total normalidad. Le mimo cuando le tengo que mimar, le regaño cuando le tengo que regañar. Pero no controlo el entorno, claro. Sé que en la guardería a veces le dicen ese tipo de cosas "ahora eres mayor y vas a tener que ayudar a mamá" y más gente conocida lo hace. Cuando se hace en mi presencia intento cortarlo. Y cuando me dice que "él es pequeño", pienso que tiene razón, pero le digo que "mamá también quiere mucho a su chico mayor, y también le gusta cogerlo en brazos y darle besos y achuchones".

A ver si poco a poco entra otra vez en esa alegría que tenía al principio, y que de vez en cuando vuelve a asomar... Si no, no sé ni lo que me espera en agosto.

¿Vuestros hijos tuvieron este tipo de comportamiento previo al nacimiento del hermanito? ¿Vieron la que se les venía encima?

¡Nos leemos!

16 comentarios:

  1. Será una fase, no te preocupes... Te lo dice una hermana mayor que según su madre no tenía celos(pero luego vi un video en el que arrastraba por el suelo de la terraza a Miermana para que saliera mi triciclo en cámara)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero y deseo que sea sólo una fase. De todos modos es lo que hay, así que se tendrá que adaptar sí o sí.

      A mí es que no me dio tiempo ni a coger celos. Tenía uno un año y medio mayor, y al año llegó la otra. ¿Arrastrándola por el suelo? Pobrecica...

      Eliminar
  2. Pobrecillo, está aprovechando los últimos momentos de hijo único... igual que nosotros aprovechamos los últimos instantes de pareja antes de pasar a ser tres. Lo veo completamente normal, ¿no?
    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto así es completamente normal, sí señora. Lo que pasa es que al principio estaba taaaan contento que me da pena verlo ahora así. Y oye, que igual no tiene nada que ver y sólo está pasando una fase de mimos y mamitis, que no sería la primera vez.

      Eliminar
  3. Vaya....
    Yo fui la pequeña así que no te se decir jajaja mi hermanos me llevan 11, 13 y 15 así que nunca los celé....

    Ya me contarás como lo vas haciendo que tomo nota

    un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy la segunda de cinco, y mi madre dice que ninguno tuvo celos. Nada muy destacable, al menos.

      Ya te iré contando, sí. A ver si pronto me cuentas tú a mí. Que últimamente tienes las hormonas muy subidas y eso trae consecuencias.

      Eliminar
  4. No te voy a decir que sí, para que no te asustes, jijiji. Paciencia y mucho cariño es la clave para no volverte loca como yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Jenni, si supieras el miedo que le tenía a tu comentario... que ya sabes que me traumatizó ese post tuyo...

      Espero que sólo sea una fase. Y si no, ya ingresaremos juntas en algún sanatorio mental. :D

      Eliminar
  5. Yo fui la mayor, y segun dicen mis padres tuve pelusilla pero lo normal, es mas, a día de hoy no lo recuerdo. Cuando nacio mi hermana incluso asumi el rol de madre, con decirte que nos llevamos 3 años y un día ella estaba llorando pq tenía hambre de recien nacida y mi madre se estaba preparando y como veía que no iba, me presente con mi hermana en brazos. Imagina a una peque de 3 años cogiendo ella sola a un recien nacido... Cuando me vio mi madre no sabia como reaccionar para que yo no me asustara y la soltara de golpe...
    En fin que creo que son fases, seguro que se le pasa pronto hay que entender que el ahora tampoco comprende muy bien que es lo que va a pasar.
    Ánimo y ya nos irás contando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino el sustaco de tu madre cuando te vio con tu hermana en brazos. Esa sensación de vuelco del corazón... ¡madre mía!

      Espero que efectivamente sea sólo una fase.

      Eliminar
  6. yo también creo que será una fase y que se le pasará. será un cambio grande para todos, también para él, así que hay que darle tiempo para ver cómo se adapta (digo yo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices bien, creo. Puede que me precipite en mi preocupación. ¡No ha nacido y ya estoy dando la murga con el tema!

      Sabio consejo, el de darle tiempo para ver cómo se adapta. Prometo hacerlo (o al menos intentarlo)

      Eliminar
  7. puff no quiero ni pensarlo si me tocara, ya de normal no lleva bien ultimamente que nos dediquemos mucho a otros niños que no sean él, aunque claro la cosa es más con sus padre. Yo creo que son fases que en mayor o menor medida todos pasan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Pitufo tampoco lleva nada bien que cojamos en brazos a otro niño que no sea él, pero prefiero ni pensar en esa parte... :$

      Eliminar
  8. Creo, también, que se trata de una fase, necesita la atención que parece difuminarse ante la llegada de una hermanita, pero me parece que él y vosotros sois demasiados sensatos como para dejar que se sienta "destronado". Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, la verdad. Uno de mis grandes temores ya cuando estaba pensando quedarme embarazada era pensar si seré capaz de compatibilizar correctamente la atención que requerirán ambos. Veremos...

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+