Sigue a runnermami

viernes, 31 de mayo de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXXVIII)

¡Buenos días!

¿Os apetece sonreír un rato? ¡Vamos allá!

VIERNES:
Por la tarde, jugando en casa... - Mamá, hay un lobo en mi cama...
- Bueno, no pasa nada. Llama al cazador y que le de una patada en el culo para que se vaya, como en el cuento de Caperucita
- Pero es que no tengo teléfono
- Bueno, te dejo uno. Toma. Últimamente juega a que su mano es un teléfono, marca el número en la palma y se lo lleva a la oreja, así que hago como que le doy algo. Marca el número, habla con el cazador, que le dice que va ya.
- ¡Me voy, que viene ya el cazador! Y sale corriendo en dirección a la cama. De pronto se para con una exclamación, da la vuelta, vuelve donde estoy yo...
- Toma, tu teléfono, que no te lo daba. Y me devuelve la nada que yo le había dado
SÁBADO: Segunda celebración del cumpleaños de mi padre, con mis hermanos los que viven fuera, más familia... y tarta de chocolate. La tarta de chocolate hace sonreír siempre.

DOMINGO: El Pitufo jugando al fútbol con su padre, y haciéndole trampas... que sí, que el enseñamos que no hay que hacer trampas, pero ¡es tan gracioso cuando le quita de la portería y luego tira a gol!

LUNES: Hacía un día bastante decente (cosa rara) así que al llegar yo de trabajar le saqué al Pitufo la portería hinchable y comí yo en el jardín. Aproveché que estaba tan entretenido y hasta pude trabajar un ratito al sol... ¡Que llegue el calor, por favor! ¡Eso es vida!

MARTES: Estás muy guapa hoy. Bueno, hoy y últimamente.. Gracias, S.E.

MIÉRCOLES: Os va a parecer una tontería, sobre todo si no tenéis hijos. Pero bañar, dar la cena y acostar al niño sin ni una protesta por su parte, sin una voz más alta que otra, de buen rollo, jugando y riendo... ¡eso es media vida!

JUEVES: Tenía que ir con el niño a casa de mis padres por la tarde. Habitualmente, cuando esto ocurre, es mi padre quien lo recoge en la guardería, pero el jueves no podía. Así que lo recogí yo, y le dije que íbamos primero a casa a por el abrigo, y luego a casa de los abuelos. Y su respuesta fue ¿Es que no quieres comer, mamá?

¿Qué tal os ha ido la semana a vosotros? ¿Habéis sonreído? ¿Me lo contáis?



¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

6 comentarios:

  1. Bonita semana, llena de sonrisas!!
    A mi también me parece que la tarta de chocolate es motivo suficiente para sonreir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en las semanas malas no intento sacar las sonrisas acabaré muriendo...

      La tarta de chocolate es tradición familiar. Para los cumpleaños ya podemos sacar/comprar la mejor tarta del mundo, que como no esté la de chocolate como la que hacía mi abuelo siempre hay alguien que pregunta por ella. Y eso que a mí no me sale igual ni de lejos.

      ¡Qué ganas tengo de conocerte, hermosa!

      Eliminar
  2. Me ha encantando sobre todo el baño, la cama y todo sin discutir.¡¡¡¡Tienes un premio en mi blog!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que esos días son tan raros y tan gratificantes!

      Vi lo del premio el otro día, en twitter, leí la entrada a matacaballo y no me dio tiempo ni para comentar.

      Mil gracias, y prometo pasarme con más tiempo y recogerlo en condiciones.

      Eliminar
  3. Madre, qué majo es este pitufo, si es un cachico pan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ojos. Un cachico pan con ojos.

      ¡Gracias, hermosa!

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+