Sigue a runnermami

lunes, 8 de julio de 2013

Gente amable

¡Buenos días!

Ya sabéis que me gusta buscar las cara amable de la vida, las pequeñas cosas que nos hacen sonreír en el día a día. Y lo que hoy os voy a contar parece una tontería, pero creo que es muy de agradecer.

En uno de los días de fiesta que tuve últimamente, al llegar a casa pasé por el buzón, y me encontré con el cartero. Me preguntó así, a bocajarro, si tenía ya mi teléfono y si se lo quería dar.

¡Anda! ¡He ligado! Pensé con esa subida de moral que te dan estas cosas. Que no... que no lo pensé en realidad, pero ¿a que pegaba haber pensado eso? Pues como la vida nos hace desconfiados lo que pensé fue un ¿Y este tío para qué quiere ahora mi teléfono, será posible?

El buen hombre, acostumbrado imagino a que la gente no reaccione muy bien a la petición, me lo explicó...

En la urbanización somos todos gente joven. Gracias a Dios la mayoría con trabajo. Lo que se traduce en que no estamos por la mañana en casa. Antes él venía a media mañana (cuando le tocaba por ruta) a entregar las cartas certificadas. Y claro, se encontraba con que en el 90% de los casos no había nadie en casa. Tiene que pasar al menos dos veces (de ahí lo de "el cartero siempre llama dos veces", ¿no?), así que al día siguiente volvía a pasar con idéntico resultado.

¿Qué hizo? Cambiar la ruta. Ahora pasa por nuestra urbanización a primera hora, entre las 8.15 y las 8.30 está por allí. Pero ¿y si tiene más de una carta certificada? Nos llama por teléfono para saber si vamos a estar un pelín más tarde (lo que tarde en entregar las otras) o queda ya con nosotros para el día siguiente. Así nos ahorra a nosotros el viaje a Correos.

¿Que por qué me parece un detallazo? Porque su trabajo no le obliga a ello. Ni a cambiar la ruta, ni a quedar con nosotros para ahorrarnos el viaje. Él tendría su trabajo hecho con pasar a la hora que le diera la gana, y dejarnos el aviso en el buzón.

Estas son las pequeñas cosas que me hacen sonreír. Y saber que gracias a un señor que no sólo trabaja, sino que se preocupa por hacer pequeñas cosas por los desconocidos, puedo tener mis paquetitos en 24 horas. O en menos, porque el jueves pasado La Niña Sin Nombre entregó mi lámina en Correos, y el viernes a las 8.20 ya la tenía en mi poder.

Pues eso. Gente amable. Que no cunde mucho, pero a los que hay que homenajear de alguna manera. ¿Vosotros tenéis alguien así cerca?

23 comentarios:

  1. Detallazo ciertamente, y más en esa profesión, que la mayoría, al menos en las islas, suele ser bastante gruñones.

    Besicos
    PS pensando en gente amable por aquí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí yo creo que también lo que predominan son los gruñones, la verdad. Y me pareció un detalle de agradecer, porque ¡mira que da rabia encontrarse el aviso en el buzón y tener que ir a Correos!

      Muack. Por allí hay gente muy amable. Estás tú. Con eso basta.

      Eliminar
  2. Me ha encantado. Muy fan de esa gente que siempre hace un poquito más de lo que es su deber. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son esos pequeños detalles los que te alegran la vida, y te lo ponen todo un poquito más fácil.

      A mí también me gusta la gente que no se limita al "no, no, mi tarea llega hasta aquí"

      Eliminar
  3. Oye, pues sí que es majo tu cartero! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya ves! La verdad es que fue una sorpresa encontrarme con gente que aún piensa un poquito en los demás, y pensé que merecía contarlo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Sí, porque además no te creas que me cae muy cerca la oficina de correos, y además abre sólo por la mañana, así que siempre tenía que esperar al sábado... un rollo, vaya.

      Eliminar
  5. La verdad, es q como esos casos son muy excepcionales, cuando los encuentras lo agradeces.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradecen mucho, la verdad. Tanto como para dedicarle un post ;)

      Eliminar
  6. Pues no sabes la envidia que tengo, aquí son justo al contrario. Ni estando en casa te dejan el paquete, porque en realidad no lo traen, sólo el papelito. A mí me ha pasado ya varias veces, pero lo peor es que son tan torpes, por no decir otra cosa peor, que llaman a mi portero. Claro, si yo estoy esperando un paquete, y pican el portero y dicen "correos", pues me quedo esperando como una tonta en la puerta, cuando escucho la moto del cartero que se va. Bajo corriendo al buzón y ¡sorpresa! papelito del certificado para ir a recoger el paquete. 2 veces me ha pasado tal cual y he llamado corriendo a correos, en esos casos han hecho venir de nuevo al cartero a traerme el paquete, pero el resto de los casos, en los que no he podido comprobar, porque no ha sido a mi timbre al que han llamado, seguro que ha ocurrido lo mismo.
    Así que ¡¡enhorabuena por tu cartero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio hace eso tu cartero? ¡Es increíble! ¡Qué barbaridad!

      Aún me alegro más de tener el cartero que tengo, más majo que las pesetas.

      Eliminar
    2. Pues sí, dale un beso de mi parte y dile que si tiene tiempo, se venga por Mérida a dar cursos de formación a sus compañeros, jeje.

      Eliminar
  7. Pero por qué zona vives? Yo quiero lo mismo! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! En Utebo, maja. Creo que te va un poco a desmano, pero mira... en mi urbanización se venden ahora muchos adosados, así que si te animas...

      Eliminar
    2. Pues fijate, yo estoy en Cuarte, jajaja.
      El cartero ni lo veo... Y además antes estaban por la tarde, y ahora cambiarón el horatio y a las 14h acaban... No veas para mandar los pedidos.

      Eliminar
    3. ¡Eso nos pasaba a nosotros! Tenía que ir siempre en sábado, hasta que este señor decidió que nos iba a ayudar un poquito. ¡Más majo él!

      Eliminar
  8. Madre mia igualito!!!!! A nosotro SIEMPRE ponen ausente! Nunca te entregan nada a mano y nada de volver! Te ponen un aviso en el buzón y encima la oficina esta abierta de 8.30 a 10 asi que si trabajas de mañana pues un mojón! :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya te digo! Eso mismo han puesto por aquí arriba, que incluso estando en casa le ponen el papelito con la nota de "ausente".

      Lo de volver creo que es obligatorio, ¿no? Creo que se supone que antes de dejar el papelito tienen que hacer 3 intentos de entrega (eso es lo que me dijo a mí cuando estuve hablando con él).

      Hay poca gente que va un poco más allá de su trabajo, pero cuando la hay... ¡cómo se agradece!

      Eliminar
  9. Gente así hay poca definitivamente, es un detalle muy bonito y que te sirve a ti de mucho para ahorrar tiempo así que es bien apreciado :)
    Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, maja... No pensaba yo que quedara gente así.

      Y me ahorra un montón de tiempo, ciertamente.

      Besos.

      Eliminar
  10. La verdad que es muy majo, a mi siempre me toca ir a correos

    ResponderEliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+