Sigue a runnermami

viernes, 22 de febrero de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXVI)

¡Buenos días!

Hoy sin preámbulo ninguno os dejo ya con las sonrisas de esta semana...

VIERNES:
Al ratito de salir de la guardería, ya en casa, me dice el Pitufo: "Me ha dicho Gloria que como he comido muy bien tengo que ir a los disfraces esta tarde". Yo no tenía ni idea de lo que hablaba, investigué un poco y me enteré de que los colegios de Utebo organizaban una fiesta de carnaval infantil para todo el pueblo. Así que improvisé un disfraz de cocinero, con su delantal, su gorro y sus cucharas de palo, le pinté un bigotón y ¡allí que nos fuimos! Estaba súper gracioso, la verdad.

SÁBADO: Vino mi prima de Bilbao, a la que no veía desde mi boda. Trajo a sus hijos, así que el Pitufo conoció a sus primos... Como sus amiguitos (y Peppa Pig) tienen primos, él estaba emocionado con el descubrimiento de que también tiene, y estuvo todo el rato pegado a su primo, y llamándole así. "Primo, siéntate conmigo". "Primo, ¿merendamos?". "Primo, ¿jugamos ahora a la pelota?".

DOMINGO: Por la mañana el Pitufo me pidió "Polfa, mami, ¿te bañas conmigo en la bañela y jugamos?". Así que ahí estuvimos un ratillo jugando a la pelota, a meter la cabeza bajo el agua, a salpicarnos...

LUNES: Mi hermana, la que está dando la vuelta al mundo (os recuerdo una vez más que nos lo cuenta en su blog) descubrió este blog y dejó un par de comentarios muy en su línea. Protestando (jiji).

MARTES: Mientras el padre acostaba al Pitufo, yo preparaba nuestra cena. Al rato, tras varias súplicas y "porfavores" el Pitufo consigue que papi le deje bajar "2 minutos nada más", así que no saqué la cena a la mesa. El Sherlock Holmes de dos años dijo... "Mami, ¿vais a cenar pizza?" Mierda. Pillada. "Nooo, ¿por?" - "Porque está encima de la mesa la cosa de cortar las pizzas, yo también quiero". Como buena #malamadre conseguí convencerle de que me había confundido porque tiene el mango igual que un cuchillo...

MIÉRCOLES: Esta en el momento no me hizo mucha gracia. Pero claro, luego lo cuentas y no puedes evitar reírte. Mi despiste mayúsculo (algunos ya lo sabéis). Me levanto una hora antes porque iba a hacerme unos análisis, y al entrar en la ducha... "¡Mierda! ¡Si no he hecho pis en el bote!". Madrugón para nada, tuve que repetir el jueves.

JUEVES: Mientras preparaba esta entrada entró un mail de mi S.E. Un mail reprecioso dándome las gracias por algunos pequeños detalles que no hace falta agradecer. Aunque ciertamente sienta bien que lo hagan.

¿Habéis tenido una buena semana? ¿Qué recordáis que os haya hecho sonreír estos días?

Hoy en el blog de Peineta podéis encontrar una recopilación de textos que no os harán sonreír, pero que también es necesario leer. Porque hay que cambiar las cosas. Porque entre todos podemos.

¡Nos leemos!

¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

miércoles, 20 de febrero de 2013

Así nos va

Hoy había decidido hablar un poco acerca de la situación que atraviesa el país.

Como ignorante que soy en cuestiones de economía,política y demás, pensaba aprovechar alguna noticia escandalosa que hubiera surgido ayer para ir enlazando una cosa con otra y poner a caldo, así, sin más, a todos los políticos, banqueros y chorizos en general que nos rodean últimanente. Así que he echado un vistazo a mi TL (sigo a alguna cadena de noticias y periódico) y he buceado un poco por Google... y no he encontrado ningún escándalo surgido ayer.

Eso me ha puesto triste. No me malinterpreten, no me ha puesto triste el hecho de que no surjan más escándalos, que bastantes tenemos ya. El caso es que me ha sorprendido que no haya nada nuevo. Y es muy triste vivir en un país en el que te sorprende que un día no salga una noticia bomba. Es muy triste.

Y buscando, buscando, he encontrado esta noticia de "El Universal" en la que un períódico extranjero hace un repaso a todos los escándalos surgidos últimamente en nuestro país. En la que se ve cómo ven la situación económica y política de España.

No sé a vosotros, pero a mí me parece demoledora la última frase:

Y los extranjeros dejarán de pensar que España es además de un país lleno de políticos corruptos, sólo un lugar que visitar, y no un lugar donde invertir, que es lo que piensan ahora.

Eso es lo que piensan de nosotros. Que somos un país lleno de políticos corruptos. Es triste pensar que es así. Y es más triste aún pensar que nosotros lo permitimos. Sin ir más lejos, aquí hay una lista (de fecha 27/11/2011 en la que se detallan los nombres de 127 políticos españoles que se presentaron a las últimas elección. ¡Imputados! ¡Se presentaron! ¡Y les votamos!

No sé cómo nos escandalizan (iba a poner sorprenden, pero es triste saber que no nos sorprenden) entonces noticias como esta en la que (a 01/01/2013, no quiero ni pensar ahora) nos dicen que hay más de 300 políticos españoles imputados por diversas causas, la mayoría malversación de caudales públicos, prevaricaricación, o fraude público. Y, repito, lo más triste es que lo permitimos. Que, como bien dice La Madre Tigre ahora nos escandalizamos por algo que llevamos permitiendo décadas. Por algo en lo que todos hemos contribuido con nuestro silencio, con nuestros votos.

Deberíamos exigir responsabilidades. Deberíamos llevar años exigiéndolas. Que alguien imputado por robarnos a todos no pueda volver a un cargo público que le permita seguir haciéndolo. Que igual que una mujer estuvo a punto de ir a la cárcel por apropiarse indebidamente de 200 € con los que alimentar a sus hijas vayan a la cárcel aquéllos que nos roban 200 millones. Y que lo hacen, además, recortando de donde se necesita para vivir ellos a todo tren.

España es un país fácil para hacer política. Puedes hacer lo que quieras. Total, no te va a pasar nada... En otros países por motivos mucho menores, los políticos sí dimienten. A nosotros así nos va. Así nos ha ido. Y así nos seguirá yendo. Porque no acabo de ver el final de esto. Porque no acabo de ver que saliendo a la calle esto se vaya a solucionar (y con esto no quiero decir que no se salga, ni que no sea necesario). Porque creo que se pasan las protestas por... bueno, mejor me callo. Porque creo que la única solución sería que se crease un partido político nuevo, libre de toda esa sangre corrupta, y todos nos lanzáramos en masa a votarles. Porque creo que, si de verdad se creara, no les votaríamos. Porque tenemos muy arraigado eso de "Más vale malo conocido que bueno por conocer" y eso ha sido, es, y será nuestra perdición.

Por una vez un post sin alegrías. Sin sonrisas. Sin buen humor. Y, lo que es peor, sin esperanza. Ustedes perdonarán, pero de vez en cuando también hay que hacerlo.

¡Nos leemos!

lunes, 18 de febrero de 2013

El lunes


El lunes es el día en que S.E. entra una hora y media antes, y llega a casa cuando el niño está casi acostado.

El lunes es el día en que yo tengo que llevar al niño a la guardería, y hacerlo media hora antes de lo que lo solemos dejar para llegar a trabajar.

El lunes es el día en que me tengo que levantar al menos media hora antes para que me de tiempo a hacerlo.

El lunes es el día en que tengo que levantar al Pitufo media hora antes para llegar.

El lunes es el día de después del domingo, en el que todo es relax, y siesta más larga, y se acaba acostando más tarde.

El lunes es el día de los "no me quiero levantar, déjame un poquito más", de las carreras, de los desayunos a toda prisa, de los "vamos, que voy a llegar a tarde".

El lunes es el día en el que el Pitufo, como no entra en su clase sino en la de los madrugadores, y no lo lleva su padre sino yo, se queda lloriqueando y con el "me quiero ir a casa contigo", por más que le explico que yo no voy a casa sino a trabajar.

El lunes es el día en el que llego a trabajar "sobre la campana", con la lengua fuera y estresada ya a las nueve.

Pero...

El lunes es el día en el que oyes "¿Hoy es lunes? ¿Y me llevas tú al cole? ¡Qué bien, mami!"

El lunes es el día en el que por primera vez en la semana, vas a pasar la tarde con el Pitufo, y tienes mil ideas para hacerla más entretenida.

El lunes es el día en el que por primera vez en la semana vas a ver esa carrera por el pasillo de la guardería con una sonrisa de oreja a oreja cuando vayas a buscarlo.

El lunes es el primer día de la semana en el que te va a contar todo lo que ha hecho en el cole, y lo bien que se lo ha pasado con su mejor amiga D., y que Ana le ha enseñado muchas cosas.

El lunes es el día en el que las compañeras de trabajo más te agradecen que las saludes con alegría y una sonrisa, porque parece que se necesita para afrontar la semana.

El lunes es el día en que les cuentas y te cuentan qué tal el fin de semana, y siempre hay alguien que te hace sonreír.

El lunes es el día en el que te pones a pensar las sonrisas del fin de semana para apuntarlas, porque con tanto 1.0 nunca lo haces. Y eso te hace estar un poquito más feliz.

El lunes es el día en el que decides que esta semana sí vas a publicar más, porque, aunque no suela tomar forma, siempre tienes algo de lo que hablar.

El lunes es el día en que, con la energía del fin de semana y la perspectiva de toda la semana por delante, decides que vas a andar un poco todos los días, que falta te hace.

El lunes es como un principio de ciclo, en el que te puedes replantear cómo vives tu vida y cómo te gustaría vivirla, un poco como un principio de año pero en pequeño.

Tú decides cómo te tomas el lunes. ¿Me lo cuentas?

¡Nos leemos!

viernes, 15 de febrero de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXV)

¡Buenos días!

Otra vez sin dejarlo programado... ¡esto es inconstancia!

VIERNES:
Madrugón para ir a trabajar, y bailar en la cocina con S.E., que me atrapó cuando pasaba por su lado y me hizo dar tres vueltas al compás de una música que sólo él oía.

SÁBADO: El Pitufo con S.E. jugando al fútbol en el pasillo. S.E. me dice "¡Vaya pepinazo acaba de tirar tu hijo!". y el Pitufo grita inmediatamente... "¡Mamá, mamá! ¡Le he tirado un tomate muy grande a papá!". Bueno, todo eran hortalizas...

DOMINGO: Levantarme de la cama y que lo primero que me diga mi S.E. es "¡Buenos días! ¡Qué guapa te has levantado hoy!". Es como para sonreír, ¿no?. Como una tonta, además.

LUNES: Esta semana el S.E. me ha dado muchas sonrisas... El lunes tuvimos varias conversaciones por Whatsapp y cada una de ellas acabó con un "ok guapa"

MARTES: Clase de Pilates, el profesor nos dice que la tele local se ha interesado por el tema del Pilates en la empresa como método de gestión del estrés. Nos pregunta si, llegado el caso y la empresa diera el consentimiento, nos importaría que nos grabaran. No os podéis figurar su cara cuando oyó los comentarios "Avísanos, que iremos a la peluquería", "Ese día habrá que pintarse muy monas", "A mí me que no me saquen el culo, que lo tengo muy gordo", "A mí que no se me vea la cara, que me da vergüenza".... Se rió de nosotras y nos dijo que hacía unos días habían ido a su centro a grabar, y que el grupo grabado había dicho exactamente lo mismo cuando se lo anunció. Si es que en el fondo, también nosotras somos todas iguales.

MIÉRCOLES: Otra vez el 2.0 me alegra un día. El miércoles el primer tweet que leí fue una mención que me hizo La niña sin nombre, que escribió esto tan molón:
Iba a escribir un tweet quejica, pero he pensado en @mariapagar y me he dicho: "no puede ser". Good morning!!!

JUEVES: Otra vez el Pitufo. Lo recogió el abuelo en la guardería y le contó que por la tarde mamá tenía que ir al médico y él se iba a quedar con la tía. Lo mete en la cama a dormir la siesta y entretanto llego yo a comer antes del médico. Cuando se despierta de la siesta me espeta un: "¡Oye, vete! ¡Que tú tienes que ir al médico!

¿Qué tal esta semana? ¿Habéis sonreído?

¡Nos leemos!


¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

sábado, 9 de febrero de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXIV)

¡Buenos días!

Ayer se me torcieron los planes de la tarde y no pude publicar, y la semana ha sido de tanto trabajo que tampoco la he podido dejar programada. ¡Aquí están las sonrisas de esta semana!

VIERNES:
El lunes o el martes quedamos mi amiga Nuria y yo para comer el viernes. El viernes, a eso de las 12 de la mañana de repente me dice... "Oye, ¿tú y yo habíamos quedado hoy, verdad?" ¡Yo tampoco me acordaba! Nos habíamos dejado la comida hecha en casa, así que aplazamos la comida para otro día... ¡Vaya cabezas!

SÁBADO: Por primera vez en más de 27 meses. ¡El Pitufo se despertó más tarde las 08 de la mañana! Justo el sábado que su padre se había levantado a las 06.45 para estudiar el examen de inglés que tenía esa semana... Yo sí aproveché para dormir (hasta las 08.30, no os creáis) y al levantarme desayunamos los dos tranquilamente... Eso sí, se me ocurrió tuitearlo y en ese instante oí... "¡Mami y papi! ¿Estáis en vuestra cama?". Por algo me llama mi S.E. "la subepanes"...

DOMINGO: S.E. es entrenador de balonmano. Y el domingo fuimos el Pitufo y yo a ver el partido. ¡Cómo se emocionó el Pitufo con el juego! ¡Cómo lo preguntaba todo! Pasamos una mañana divertidísima.

LUNES: Me corté el pelo. Sí, que no hacía mucho que lo había hecho, lo sé. Pero es que la otra vez cambié de peluquería y no me gustaba mucho cómo me había quedado... Así que se me dibujó una gran sonrisa cuando en la peluquería habitual consiguieron arreglar el desaguisado. Oye, que me conformo con poco.

MARTES: Comenzó el curso de Pilates. Es un curso que nos ofrece de manera gratuita la empresa, el profesor es genial. Total, que antes de empezar la primera clase los compañeros informaron al profesor del parte de lesiones... ¡vaya panda de tullidos! ¡si yo con embarazo y todo soy la que más se puede mover! Nos echamos unas risas porque a cada ejercicio el profesor tenía que dar instrucciones específicas. "Fulanito, este no lo hagas". "Menganito, este hazlo así"... ¡La media de edad es de unos 33 años, y una clase de yayos daría menos problemas!

MIÉRCOLES: Como el Pitufo estaba malito y no podía ir a la guardería llevaba desde el lunes por la tarde con mis suegros. El martes, entre que salí tardísimo de trabajar y que empezó el Pilates, no fui, y el miércoles me acerqué por allí a verle. ¡Pues no va el cuentista de él y me dice todo mimoso: "Maami, mi maaami, ¡menos mal que no me has dejaro aquí para siempre!".! Bueno, vale, confieso... Me dio la risa pero a la vez un poco de sentimiento de culpa...

JUEVES: Otras risas 2.0. Me dio la tarde tonta, estaba aburridilla en casa haciendo tiempo para ir al Pilates, que por cierto no tenía ni pizca de ganas. Total, que escribí tres o cuatro tuits tontos que tuvieron respuestas muy simpáticas y un par de "Estás sembrada hoy". ¡Ay, almas cándidas! ¡Si supiérais que esas son las cosas que habitualmente hago y pienso pero no lo tuiteo siempre...! Soy así de payasa, en serio.

¿Y vosotros? ¿Qué tal os ha ido la semana? ¿Me contáis qué os ha hecho sonreír?

¡Nos leemos!


¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

viernes, 1 de febrero de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXIII)

¡Buenos días!

Venga, recupero la publicación a primera hora... ¡vamos allá!

VIERNES:
Como sabéis los seguidores del blog, el viernes pasado no publiqué las sonrisas (lo hice el sábado). Como sabéis los que me seguís además en Twitter, no lo hice porque no las tenía anotadas y no estaba de humor para publicarlas. Tenía el día tonto, no sé. Estaba tristona. Al tuitear eso, que no las publicaba porque no tenía ánimo para ponerme a recordarlas, recibí una respuesta que me hizo sonreír. De ésas sonrisas que hacen que se te escape también una lagrimilla de emoción. Marialu, que tiene un magnífico blog de moda y belleza y que os recomiendo también a mis seguidores "no madres", contestó (copio y pego el tuit):
@mariapagar Tú sin ánimo??? Imposibleeee!!! #seacabaelmundo :D:D:D:D <--- Todas esas sonrisas para ti!
Qué queréis que os diga, me emocionó hasta la médula semejante respuesta. ¡Gracias, guapa!

SÁBADO: Estuvimos de bautizo, de los mellizos de mi amiga P. No los habíamos visto desde hacía un tiempo, y firmamos la tarjeta del regalo como "María, S.E., Pitufo y...". ¡Me encantó ver su cara cuando cayeron en la cuenta de qué significaba el "y..."!

DOMINGO: Hago unas palomitas para ver la final del balonmano de España los tres juntos. Mientras las comemos, el Pitufo me dice "Mamá, cuando vengan los abuelos les invitaremos a pamolitas, ¿vale?". Le contesto que sí. Y al terminar el partido me dice "Vamos a la puerta a esperar a los abuelos". Abuelos con los que no habíamos quedado en que vinieran... Así que ni corto ni perezoso los llamó por teléfono (evidentemente marqué yo, el niño es listo pero no tanto) y les dijo que tenían que venir a "jubá" con él.

LUNES: Por primera vez oí en la radio esta frase en un anuncio. Ahora la oigo todos los días, me parece una frase genial, muy positiva y motivadora. Y me hizo sonreír: "Si la vida te cambia el guión, corrígele los acentos".

MARTES: Una sesión tuitera de muchas risas con Peineta, que estaba de bajón porque fue un día de ésos en los que vives la cara amarga de la maternidad, y Jaio, que abandonó el club del BIY, tan de la Desmadrosade y se pasó al DIY con esta cocina. ¡Gracias, chicas, lo que me pude reír! Y animamos a Peineta, lo que, a priori, no parecía nada fácil.

MIÉRCOLES: ¡Fuimos a conocer a Peppa Pig! ¡Y el Pitufo se hizo una foto con ella! Lo mejor, cuando una niña le dice a su mamá: "No habla" y el Pitufo le dice a mi hermana: "No habla porque es un muñeco, tía".

JUEVES: Nada más llegar a la oficina, unas risas con las compañeras por tontadas variadas. Hasta tal punto que una de ellas al final dijo "Parece que hayamos bebido algo ya desde por la mañana". ¡Eso es empezar bien el día!

¿Me contáis qué os ha hecho sonreír esta mañana? ¿Habéis conseguido sonreír cada día?

¡Nos leemos!


¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!