Sigue a runnermami

viernes, 28 de junio de 2013

7 días, 7 sonrisas (XLI)

¡Buenos días!

Una semana más comenzamos el viernes sonriendo... ¡Es una magnífica manera de acabar la semana!

VIERNES:
Vuelta del S.E. de otro viaje, esta vez estuvo en Madrid. Y pasó por un outlet. Y nos trajo regalitos para los dos... Que sí, que es una sonrisa muy superficial, pero ¡y lo que me gustan a mí unos zapatos!

SÁBADO: Vinieron a merendar unos amigos a los que hace tiempo que no veíamos. Esto siempre asegura no una, sino unas cuantas sonrisas, ¿no creéis? Además, ver al Pitufo como una moto (y con una moto) intentando llamar la atención para que le hagamos caso me hace mucha gracia...

DOMINGO: Tuve que trabajar un rato en casa. Bueno, quien dice un rato, dice casi toda la tarde. Evidentemente, eso no me hizo sonreír, pero oír a Papá Pitufo con el Pitufo en el jardín corriendo, jugando a la pelota, jugando a "los toros"... ¡Me encanta oírles jugar juntos!

LUNES: El Pitufo sale de la guardería con unas plantas... ¡Mira mamá! ¡Hoy hemos plantado estas plantas! ¡Yo solito! ¡Si es que me lo como!

MARTES: Encargué un regalo especial para la seño del Pitufo. Hacemos uno conjunto con el resto de la clase, pero le tengo mucho cariño a esta seño (y con suerte le toca el año que viene a la Pitufa) y cuando vi las láminas de fin de curso de La Niña sin Nombre no me pude resistir...

MIÉRCOLES: Empezamos a notar los celetes. Unos amigos de mis padres nos habían hecho un regalo para la Pitufa, y nos encontramos que en la bolsa había otro para el Pitufo. Se lo damos, le decimos que es un regalo que le mandan unos amigos de los abuelos y dice ¿Un regalo sólo para mí? ¡¡Qué bien!! Me dio la risa antes de darme cuenta de que es eso, que empieza a tener celos... ¡qué miedito!

JUEVES: Mi hermana recoge al niño en la guardería y van a mi casa. Llego después de trabajar, y me los encuentro escondidos debajo de todos los cojines del sofá para darme un susto...

¿Y vosotros? ¿Se os ha dado bien esta semana?



¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog

viernes, 21 de junio de 2013

7 días, 7 sonrisas (XL)

¡Buenos días!

No podía ser de otra manera, y la entrada 100 del Blog va para las sonrisas. ¡Aquí están las de esta semana! Esta semana son más adultas, el Pitufo ha estado menos sembrado... o me voy acostumbrando y no me río tanto, una de dos.

VIERNES:
Tragicómicas sonrisas con las aventuras y desventuras de mi S.E. y su jefe a la vuelta de su viaje de trabajo. ¡Lo que no les pasara a ellos esa noche!

SÁBADO: Cumpleaños de mi primo... ¡y ración doble de tarta de tres chocolates! Además, el pitufo lo pasó genial en casa de mis tíos, mis primos tienen muchísimos juguetes de cuando eran pequeños...

DOMINGO: Primera sesión de fiestas con el Pitufo, fuimos a ver las vaquillas, que le encantan, y disfrutó la charanga como un enano (que es).

LUNES: Yo tenía fiesta, y en la guardería organizaron un taller de cocina para los peques... hicimos unas tostadas con forma de carita, ¡lo pasaron genial!

MARTES: Saliendo de la guardería, llueve. Me dice el Pitufo:¡Jo! ¡Vaya faena! No podemos ir al parque porque hace muy mal día

MIÉRCOLES: Un rato de tranquilidad en casa, sola, tejiendo.

JUEVES: Después de la entrada del miércoles se puso en contacto conmigo la "madre" de Pilarín para agradecérmela y hacerme un regalito. Que no es lo que yo buscaba, pero se agradece un montón, y me arrancó una sonrisa. Además es una chica majísima con la que compartí un refresco y un agradable rato de charla. ¡Y Pilarín se llama así por el mismo motivo que yo puse en el post! ¿No os parece una magnífica coincidencia?

¿Y vosotros? ¿Qué tal vuestra semana? ¿Me contáis qué os ha hecho sonreír?


jueves, 20 de junio de 2013

Peluche Pilarín

¡Buenas noches! Hoy tengo un post express, rapidito e improvisado.

Hoy he tenido varios nuevos seguidores (por cierto, gracias a todos). El caso es que cuando he mirado los perfiles ha habido uno que me ha llamado especialmente la atención. Por la idea y por lo bonito que es. Me ha encantado, la verdad.

Siempre le he tenido mucha manía a esa costumbre de llamar "La Pilarica" a la Virgen del Pilar, porque es algo que se ha acabado diciendo en Zaragoza porque fuera de Zaragoza se decía que la llamábamos así. Y no lo hacíamos... aquí es, simplemente La Virgen. El caso es que le tengo mucha manía a un nombre que se supone es entrañable. Y hoy descubro a Pilarín. Pilarín sí se usa mucho en Aragón para llamar a las Pilares. Y me ha encantado que le pongan ese nombre a este peluche.

Porque de esto es de lo que os voy a hablar. De un peluche. El peluche Pilarín. Ideal para recién nacidos, tienen tres modelos: peluche, doudou y colgante (para el carro, para la cuna...) Además también venden la "familia Pilarín", es decir, los tres en pack. Y cada modelo disponible en tres colores, rosa, azul y beige. ¡Y son una monada!

Con la foto de la familia Pilarín (extraída de su web) os dejo. ¡No me digáis que nos son remonísimos!

DouDou, Colgante y familia Pilarín
Todas las imágenes están extraídas de www.pilarin.es y pertenecen a dicha web

AVISO: Este post lo he hecho por amor al arte. Porque los he conocido hoy y me han gustado. No he recibido remuneración alguna por él.

viernes, 14 de junio de 2013

7 días, 7 sonrisas (XXXIX)

¡Buenos días!

Como (casi) todos los viernes (perdonad mis cada vez más frecuentes ausencias), vamos a sonreír un rato juntos. ¿Os apetece?

VIERNES:
¿Y qué os digo yo del viernes? ¡Hace ya una semana y no lo anoté, no sé si tengo alguna buena anécdota! Me quedo con el rato solos en casa por la noche mi S.E. y yo. Tirados en el sofá comiendo helado de yogur...

SÁBADO: No esperaréis que os diga otra cosa que el I Encuentro de Madres Blogueras organizado por Yo Dona y Madresfera, ¿no? Un día de muchas sonrisas, de conocer gente nueva, de volver a ver a algunas conocidas... ¡y de anécdotas de cateta!

DOMINGO: La cara que puso el Pitufo cuando le di el ramo de chuches que nos habían regalado el día anterior en el Encuentro no tuvo precio.

LUNES: Jugar en el jardín con el Pitufo a mil cosas, revolcarnos en el césped, salir luego a dar un paseo con mis chicos, acompañar a S.E. a su examen oral de inglés. Esperarle jugando en la calle y rematar con un ratito de parque en compañía de dos amiguitas del Pitufo y sus padres... Relax... mmm....

MARTES: ¡Gran sonrisa tras la entrega de notas del S.E.! ¡Bien!

MIÉRCOLES: El miércoles se celebró en Zaragoza otro encuentro de Madres Blogueras, organizado por Mimos y más. Las ponentes (Madresfera, La Madre Novata, Mi Gremlin no me come, Mamis y bebés y una de Las mamás de con Peques en Zaragoza) estuvieron charlando como en el salón de su casa. ¡Genial, chicas!

JUEVES: Mi hermana se arregla para salir. Se pone un vestido y unos tacones. Pitufo: Tía, ese vestido es muuuyyyy bonito. Se pinta. Pitufo: ¡Tía, si te has cambiado los ojos, estás muy guapa!. Cuando lo vamos a meter en la cama se escabulle diciendo: ¡Un momento! ¡Déjame ir a ver a mi tía, que está preciosa! A este lo voy a tener que atar en corto, ya lo estoy viendo...

¿Qué tal os ha ido la semana a vosotros? ¿Habéis sonreído? ¿Me lo contáis?



¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

jueves, 6 de junio de 2013

El chupete

Ya os conté en el post de la lactancia que en principio mi idea era no darle chupete para que no interfiriera en el proceso, pero tras dos noches sin dormir se lo dimos, y fue nuestra salvación.

Al principio apenas lo usaba. Se lo dábamos cuando lloraba mucho, e incluso se le caía cuando dormía. Pero poco a poco pasó a tener una dependencia un poco mayor del aparatito. Vamos, que últimamente no lo soltaba, vaya. Si bien no es un tema que me preocupara especialmente, sí tenía ganas de que no lo usara más, porque no se lo quitaba ni para hablarme, y eso la verdad es que me ponía muy nerviosa.

Además, nunca he llegado a entender por qué en la guardería no lo usaba para nada desde el año (ni tenía, de hecho), pero en casa no se desprendía de él. Era salir de la guardería y pedirlo.

El caso es que el martes de la semana pasada nos fuimos a dar un paseo y su preciada posesión se perdió... Lo busqué como una loca y no hubo manera, así que se lo dije tal cual. Lo hemos perdido, Pitufo. Y cuando yo pensaba que iba a montar la de San Quintín, me contesta con toda la naturalidad del mundo Vaya faena, ahora tendré que dormir sin chupete como un mayor. ¡Sorpresa!

Como no podía ser todo tan bonito, claro, el chupete de repente apareció. Y antes de que me diera a mí tiempo a despistarlo me dijo Mira, mami, el chupete se ha caído ahí. Así que intenté negociar con él (es un negociador nato, siempre lo regatea todo). Habíamos visto unos muñecos de plástico en la panadería, y le dije que si dormía 7 noches sin chupete le compraba uno. Accedió. Pero reculó en cuanto llegamos a casa, y me dijo No quiero que me compres ningún muñeco, dame el chupete. Segundo fracaso. Lo dejé correr, ahora que viene la hermanita tampoco me parecía el momento para forzarle...

Pero el destino quiso que lo volviera a intentar. El jueves me lo pidió al salir de la guardería. Y cuando se lo fui a dar me di cuenta de que estaba roto. Muy roto. El uso que le daba últimamente al chupete era el de chicle, así que os podéis imaginar que muela derecha, muela izquierda, el estado era deplorable. Y me dio uno de los pocos miedos maternales que he tenido. ¿Y si por la noche se le desprende un trozo y se atraganta?. Así que le dije que el chupete estaba muy roto y que había que tirarlo. Me preguntó que por qué. Le expliqué que se podía atragantar, y me dijo bueno, vale, está bien, tíralo.

Y de la necesidad hizo virtud. ¡Ah! Cuando lleve siete noches sin chupete, me compras la Peppa Pig. Y le dije que sí. Y con su tía hizo una cartulina con los números del uno al siete para poner gomets azules las noches sin chupete. Y en toda la semana lo ha pedido una única vez. Y el miércoles compramos el premio. Y esta mañana, cuando ha puesto su último gomet, ha tenido su "jirafita bonita" (que sí, que no es Peppa Pig, pero juro que lo eligió él).

Está tan orgulloso que el lunes lo primero que dijo al entrar en la guardería fue: Ana, tengo que decirte una cosa muy "impoltante" que te va a gustar mucho: ya duermo sin chupete. ¡Si es que es más mono!

¡Tengo una idea! Me dijo antes de la primera noche sin chupete. Podemos ir a una tienda, y comprar otro... Conseguí convencerle, pero para que veáis que no es fácil dársela con queso...

¡Nos leemos!

sábado, 1 de junio de 2013

Las cosas claras

¡Buenos días!

No es este un blog dedicado a probar productos, ni a descubrir nuevas marcas a nadie, pero dado que algo de eso alguna vez publico, he pensado que es importante dejar las cosas claras al respecto.

Cualquier entrada que hable de alguna marca en concreto llevará este código, que iré ampliando según se presenten los casos (a día de hoy sólo hay dos, pero si me hago famosa y esas cosas, quizá tenga que poner más):

Por amor al arte: Pues eso, lo que dice la propia leyenda. Es un post que he escrito por amor al arte. Porque he descubierto algo, o he probado algo, que me ha gustado y os lo quiero enseñar. No quiere esto decir que si luego la marca lo ve y me ofrece algo vaya a decir que no, ¿verdad? De hecho ya ha pasado eso. Pero dejo claro desde aquí: si el post lleva esa leyenda, en el momento de publicarlo no he recibido nada a cambio. Nada de nada.

Sello de calidad: Madresfera ha puesto en marcha el programa "Sello de calidad" por el que los blogueros que pertenecemos a esta comunidad podemos probar gratis algunos productos a cambio de dar nuestra opinión y valoración sobre ellos. Queda claro, entonces, que para la elaboración del post he recibido gratis el producto. Si me gusta, pondré que me gusta. Si no me gusta, pondré que no me gusta. Vamos, que no voy a engañaros al respecto, ¿para qué? Los posts publicados bajo esta leyenda también llevarán en el título la misma. Será "Sello de calidad: xxxxx".

¡Nos leemos!