Sigue a runnermami

viernes, 19 de julio de 2013

7 días, 7 sonrisas (XLIV)

¡Buenos días!

Como buena semana de vacaciones (bueno, que estoy de baja, no de vacaciones), ha estado llena de sonrisas... que por supuesto no he ido anotando. Creo que me acordaré de alguna para cada día. ¡Vamos allá!

VIERNES:
Esta es fácil. Último día de trabajo hasta finales de enero. Despedidas, risas, recoger todo... ¡Qué pena me da! (sí, seguro)

SÁBADO: Recogimos las gafas nuevas del S.E. Se las pone. El Pitufo que al principio no se da cuenta. Le digo que mire a su padre, se parte de risa y le dice ¡Vaya gafas, estás muy feo! (os juro que le quedan genial, ¿eh?)

DOMINGO: Pasamos los tres el día en la piscina. Fuimos un rato por la mañana, comimos en casa y volvimos por la tarde.Día lleno de sonrisas, el Pitufo jugando con su padre, yo relajada en el césped... ¡Qué duras son las vacaciones!

LUNES: Mi madre me acompaña al médico, y después nos vamos a cambiar un par de cosas, paseamos juntas. También publiqué el resultado del concurso, y me encantó la reacción de las ganadoras.

MARTES: Monitores a primera hora, me dicen que está todo bien... y el resto de la mañana de trajín, pero yo sola, a mi ritmo. Comprar alguna cosa que quedaba, adecentar un poco la casda sin oír trescienta cincuenta veces "Mamáaaaaa"... esas cosas que sólo entendemos nosotras.

MIÉRCOLES: Fuimos el Pitufo y yo a la guardería un momento, a saludar a las seños, y llevar un pendrive para que nos graben las fotos. ¡Me encantó el recibimiento que le hicieron los niños que están yendo en julio, y del propio personal de la guardería. ¡Y el "abrazo piña" que le dieron al marcharnos es genial!

JUEVES: Mamá, ¿compramos unos helados para después de comer? - Si ya tienes, hijo, compramos el otro día unos de fresa - Pero esos no me gustan, yo quiero de los pequeñitos de cucurucho - Bueeeeeno, vaaale, cuando vayamos a comprar unas cosas que tengo que comprar los cogemos - ¡Vale! Pero entonces vamos al Alcampo, ¿eh? No al Mercadona. Que los que me gustan están el Mercadona O_o

Ya veis, cuando tengo que hacer memoria sólo son sonrisillas así, sin chicha ni limoná. No de grandes carcajadas... Vosotros, ¿cómo lleváis el veranito? ¿Sonreís?

¡Nos leemos!



¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!
¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

miércoles, 17 de julio de 2013

Embarazo y trabajo

¡Buenos días!

AVISO: Este va a ser un post muy impopular, aunque con lo que voy a decir en este post no quiero negar casos como el de Waleska, que me parecen terribles. Pero por cosas como la que voy a contar pasan cosas como la que contó ella. Y pagan justos por pecadores.


Mucho se habla del embarazo y el trabajo. De cómo las empresas no quieren que las trabajadoras se queden embarazadas, de cómo discriminan incluso en las entrevistas de trabajo a las mujeres que dicen querer tener hijos. De cómo despiden a trabajadoras cuando comunican su embarazo. Todo eso existe, es real, y no sólo es inmoral, sino además ilegal. Pero a veces... a veces...

Parto de la base de que en la empresa donde trabajo somos mayoría de mujeres (más o menos un 80% de la plantilla de 200 trabajadores) en edad de tener hijos. De que no hacen ningún tipo de discriminación en las entrevistas, ni presionan en ningún sentido para que no te quedes embarazada (un 10% de la plantilla va a disfrutar a lo largo de este año de permiso maternal, no os digo más). Que no ponen ningún problema con las bajas. El único "pero" que le pongo es que ahora, con tanta madre reciente, están empezando a restringir (sin negar lo que por derecho pertenece) las reducciones de jornada, poniendo alguna traba (como cambio de puesto si la coges o restricciones de tipo horario). Y de que no fue mi caso, yo tuve el horario que quería sin pega alguna. Es decir, que las trabajadoras de esta empresa estamos en una situación privilegiada respecto a muchas otras, y mirad cómo se agradece...

Situación: una compañera embarazada de su segundo hijo y yo, en la misma circunstancia, coincidimos en la máquina del café.

Ella: ¿Para cuándo te toca?

Yo: Dos de agosto

E: ¿Y no te has cogido la baja ya?

Y: Bueno, por protección del embarazo me corresponde el día 12, en la semana 37

E: Ya, ¿y vas a aguantar? ¿Cuándo la cogiste en el otro?

Y: No la cogí hasta el parto. Entonces no estaba todavía lo de la protección en la semana 37 y yo estaba perfectamente, así que... Y ahora igual. Hombre, estoy más cansada y reconozco que me está apurando un poco más, pero si estoy bien, ¿por qué la voy a coger antes de lo que corresponde?

E: ¡Para quedarte en tu casa tranquilamente! Yo no me quedo ni una semana más, ya te lo digo. Y con el otro tampoco lo hice. Total, para estar aquí...

Fin de fiesta: sale de cuentas un mes y pico más tarde que yo y ha cogido la baja casi una semana antes que yo. Está llevando el embarazo perfectamente bien, no ha tenido ningún problema (y en el otro tampoco lo tuvo). En esta misma situación hay otras 4 compañeras. Y luego un par que sí están de baja porque están teniendo problemas...

Tan inmoral me parece que las empresas no quieran contratar mujeres en edad de embarazarse como que muchas de ellas se aprovechen de esta circunstancia para coger una baja injustificada, ¿no creéis? A veces, sólo a veces, entiendo la postura de la empresa...

¡Nos leemos!

domingo, 14 de julio de 2013

Y el premio es para...

¡Buenos días! Post cortito, para anunciar el resultado del concurso de cumpleblog.

Empezó con participación escasa (más bien nula) pero al final parece que se animó un poco la cosa y tuve 9 participaciones y una propuesta de trueque.

Votos para el mejor:


Votos para el peor:

Así que ¡enhorabuena a la cocinita y a la camiseta!

Me pondré en contacto con vosotras para determinar talla y color.

¡Nos leemos!

viernes, 12 de julio de 2013

7 días, 7 sonrisas (XLIII)

¡Buenos días!

¡Terminemos la semana sonriendo!

VIERNES:
Comimos con mi amiga Nuria, y de repente el Pitufo se le acerca, la abraza, y le dice... Nuria, te quiero mucho ¡Imaginad su cara!

SÁBADO: Aprovechando que el Pitufo se quedó a dormir en casa de los yayos, mi S.E. y yo dimos un paseo nocturno después de cenar. Nos comimos un helado, encontramos un concierto al aire libre... mmmm... esto es vida....

DOMINGO: tuvimos una mañana de domingo muy divertida, bricolajeando en casa. Cosa que no se nos suele dar muy bien, pero sorprendentemente todo salió (casi) a la primera, y además nos reímos mucho de nuestros errores. Pero me quedo con otro momento, el de la óptica, cuando le dicen al S.E. que salga de la zona de graduarse con las gafotas esas que ponen para ello y se de una vuelta por la tienda para ver si veía bien con esa nueva graduación... ¡Verlo salir con el chisme ese fue mortal!

LUNES: El Pitufo seguía en casa de los yayos, ya sabéis, cosas de la conciliación laboral y familiar. Últimamente está obsesionado con los piratas, y fue todo el día con un parche y una espada. Tan todo el día como que mi suegra me contó que ¡le habían preguntado si tenía algún problema con la vista!

MARTES: Recogemos al Pitufo y me dice; Mami, cuando yo no tenía pistola de agua siempre decía que ójala tuviera una. Le contesto Sí, y ahora la tienes, que te la comprado la yaya. Él sigue... Sí. ¡Ójala tuvieramos un perrito, mami! ¡Anda que es tonto, el nene!

MIÉRCOLES: Otra de esas que primero te hacen gracia y luego cuando lo piensas dices Voy a tener que tener un cuidado que no veas. El Pitufo, de repente, y sin venir a nada, me dice: Mamá, ¿cómo lo haremos para bajar las escaleras? Porque tendré las dos manos ocupadas cogiendo a mi hermana y no podré sujetarme a la barandilla... ¡Madre, qué miedito!

JUEVES: Al levantarse de la siesta, el Pitufo se va a la cocina con mi madre, y aparece con una caja de helados. ¿Quién quiere un heladooooo?

¿Qué tal semana habéis tenido vosotros? ¿Habéis sonreído mucho?

¡Nos leemos!




¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

miércoles, 10 de julio de 2013

Cosas bonitas

¡Buenos días!

Hoy una entrada para enseñaros unas cuantas cosas bonitas que me han regalado para la Pitufa.

Mi suegra pertenece a la Asociación de Vecinos de su barrio, y este año ha organizado un curso en el que han hecho un montón de cosas a mano. Se trata de un espacio de co-working, aunque ellas no saben de estas modernidades de nombres... Lo ha llamado "La mesa camilla" y consiste en que la que sabe ganchillo le enseña a la que sabe manualidades, que le enseña a la que sabe tejer, que le enseña... vamos, ya me entendéis. Ponen en común sus conocimientos.

Y como proyecto de fin de curso han hecho esta canastilla para la Pitufa. Algunas cosas no pertenecen al curso, hay unos patucos que me ha regalado una amiga y dos jerseys que han hecho amigas de mi madre. Pero os lo pongo todo, porque es todo todito hecho a mano...

Todas las imágenes de este collage son mías y sólo mías.
Ya perdonaréis, pero no se me da muy bien lo de la edición de imágenes...


¿A que es una monada?

¡Nos leemos!

lunes, 8 de julio de 2013

Gente amable

¡Buenos días!

Ya sabéis que me gusta buscar las cara amable de la vida, las pequeñas cosas que nos hacen sonreír en el día a día. Y lo que hoy os voy a contar parece una tontería, pero creo que es muy de agradecer.

En uno de los días de fiesta que tuve últimamente, al llegar a casa pasé por el buzón, y me encontré con el cartero. Me preguntó así, a bocajarro, si tenía ya mi teléfono y si se lo quería dar.

¡Anda! ¡He ligado! Pensé con esa subida de moral que te dan estas cosas. Que no... que no lo pensé en realidad, pero ¿a que pegaba haber pensado eso? Pues como la vida nos hace desconfiados lo que pensé fue un ¿Y este tío para qué quiere ahora mi teléfono, será posible?

El buen hombre, acostumbrado imagino a que la gente no reaccione muy bien a la petición, me lo explicó...

En la urbanización somos todos gente joven. Gracias a Dios la mayoría con trabajo. Lo que se traduce en que no estamos por la mañana en casa. Antes él venía a media mañana (cuando le tocaba por ruta) a entregar las cartas certificadas. Y claro, se encontraba con que en el 90% de los casos no había nadie en casa. Tiene que pasar al menos dos veces (de ahí lo de "el cartero siempre llama dos veces", ¿no?), así que al día siguiente volvía a pasar con idéntico resultado.

¿Qué hizo? Cambiar la ruta. Ahora pasa por nuestra urbanización a primera hora, entre las 8.15 y las 8.30 está por allí. Pero ¿y si tiene más de una carta certificada? Nos llama por teléfono para saber si vamos a estar un pelín más tarde (lo que tarde en entregar las otras) o queda ya con nosotros para el día siguiente. Así nos ahorra a nosotros el viaje a Correos.

¿Que por qué me parece un detallazo? Porque su trabajo no le obliga a ello. Ni a cambiar la ruta, ni a quedar con nosotros para ahorrarnos el viaje. Él tendría su trabajo hecho con pasar a la hora que le diera la gana, y dejarnos el aviso en el buzón.

Estas son las pequeñas cosas que me hacen sonreír. Y saber que gracias a un señor que no sólo trabaja, sino que se preocupa por hacer pequeñas cosas por los desconocidos, puedo tener mis paquetitos en 24 horas. O en menos, porque el jueves pasado La Niña Sin Nombre entregó mi lámina en Correos, y el viernes a las 8.20 ya la tenía en mi poder.

Pues eso. Gente amable. Que no cunde mucho, pero a los que hay que homenajear de alguna manera. ¿Vosotros tenéis alguien así cerca?

viernes, 5 de julio de 2013

7 días, 7 sonrisas (XLII)

¡Buenos días!

¿Me acompañáis otro viernes de sonrisas?

VIERNES:
Tuvimos la graduación del Pitufo, nos llevaron a un teatro, hicieron un baile, les dieron un diploma. Es un día de sonrisas agridulces, triste y alegre a la vez... ¡Pero ver a los micos de menos de tres año haciendo el "movimiento sexy" (agacharse con la mano en la cabeza y la otra en la cintura) fue mortal! Más que de sonrisa, de risa.

SÁBADO: Aparcamos en el parking del supermercado. Montamos al Pitufo en el carro, y de repente dice ¡Ojo, ojo, ojo!. Miramos donde señala y vemos un coche que está aparcando al lado del nuestro, pasando muy cerca (no tanto como para darle, pero a él le pareció que sí.

DOMINGO: Sesión de fotos con mi hermana, pensábamos que el Pitufo no querría, pero trajo unas bengalas, unos banderines, pinturas de cara para embadurnar mi tripa... ¡y lo pasó genial!

LUNES: Primer día de piscina. Aparte de las risas con el tuit de las chanclas, me hizo gracia ver este año al Pitufo tan lanzado. ¡Mamá, quiero tirarme y nadar! El año pasado hasta que no llevábamos un par de semanas yendo no le gustaba mucho ir.

MARTES: Tuvimos por la mañana una muy divertida conversación tuitera a cuenta de un post de La Madre Tigre. ¡Gracias a La Madre Ninja, Peineta, Sara, Desmadreando, Paparracho y La Madre Tigre por las risas.

MIÉRCOLES: Llevé al trabajo las labores en marcha para que las vieran las compis... ¡Siempre me dan un subidón de autoestima!

JUEVES: Propuestas inverosímiles para enviarme para el concurso de cumpleblog. Y ver cómo os gustaron los premios. ¡Gracias!

¿Y a vosotros? ¿Qué os ha hecho sonreír estos días?

¡Nos leemos!




¡Copia la cadena de sonrisas en tu blog!

jueves, 4 de julio de 2013

Hoy es el día: ¡feliz cumpleblog!

¡Buenos días!

Y llegó el esperado día... ¡hoy es cuatro de julio! ¡El día del cumpleblog! Hoy hace un año me presentaba y tenía la desfachatez de presentarme como runnermami. Os dije que en junio de este año correría mi primera carrera popular... y en este año lo que menos he hecho es correr. Que sí, que la excusa del embarazo es buena. Pero también es cierto que yo contaba de alguna manera con ello, porque ya estábamos buscando que se produjera... Así que ahora, aquí, públicamente, un año después, lo reconozco: fue la excusa para abrir el blog. Intentaré retomar, lo prometo. Porque además lo echo de menos. Pero fue una excusa como cualquier otra. Aún no había empezado a tejer, si lo hubiera hecho probablemente la excusa habría sido esa.

Bueno, sin más dilación voy al lío, a lo que todos queréis leer hoy. Tras las expectativas generadas el lunes es el momento de deciros qué he preparado para celebrar esta fecha tan señalada.

¡Parece mentira que no me conozcáis! Deberíais saber que llego siempre tarde a todo, que no se me da bien estar a la moda y que la que tiene un don para hacer las entregas de regalos es mi madre. Y aún y con esas, vais y os generáis expectativas por un simple post... ¡Chicos! ¡Que acabo de estar hace poco en un congreso de blogueros! ¡Que nos han enseñado que hay que enganchar al lector! ¡Ay! Si es que se os engaña con cualquier cosa (¡ups! resulta que la principal enseñanza en el congreso resultó ser no engañar al lector, ¡vaya!).

Bueno, venga, que no se diga. En realidad, allá por mayo, pensé en preparar algo. Todo lo que puse en el post del lunes era rigurosamente cierto... entonces, que es cuando lo escribí. Porque es muy, pero que muy cierto, que pensé el regalo. No uno, sino dos. Y lo hago con estas manitas que Dios me ha dado. Pero claro, los que me seguís fielmente desde el principio ya sabréis lo que ha pasado. ¡Si tardé en tejer dos mantitas un año y tres meses, por Dios! Así que tengo uno de los regalos... y el otro a medias. Tengo que pasar al plan B. Y que conste que casi me gusta más que el A, porque el ganador va a poder elegir.

El primer regalo, el que está terminado, es un bolso tejido a mano. Seré sincera, es mi primer bolso, así que elegí un modelo facilito, pero me gusta cómo me ha quedado.

Y el segundo es una chaqueta de niño/a. Aquí me encontré con dos problemas principales. ¿De niño o de niña? Pues unisex, y arreglado. ¿Y de qué talla? Tengo lectores con hijos desde el año recién cumplido hasta los que van a hacer cuatro (y alguna con niños bastante mayores que eso). Me decidí por la talla 3 años. Que venían a ser la mayoría de los seguidores, y los que tienen los hijos menores pueden guardarla hasta que les valga.

Mira tú por dónde, mi falta de tiempo me ha dado una ventaja... ¡Cambio de táctica! Voy a regalar una chaqueta, sí... pero la ganadora podrá elegir modelo (de entre los tres que os enseño) y talla (hasta 5 años, no nos pasemos), ¿qué os parece? No, no voy a tardar meses en tejerla (aunque en realidad son chaquetas de invierno, así que tampoco pasaría nada, ¿no?, ¿no?, ¿NO?). Tened en cuenta que cojo la baja enseguida, así que tendré más tiempo disponible. Y además, si me comprometo a tenerla en una fecha, la tengo. Si no lo creéis preguntadle a La Madre Novata, que tuvo su jersey para Reyes, como acordamos.

Primera columna: el bolso terminado y cómo será la chaqueta que está empezada (aunque me gusta más mi color).
Segunda columna: detalle del bolso
Tercera columna: detalles de la chaqueta empezada (para que veáis que es verdad) y la otra que podéis elegir (es un poncho preciosísimo.
NOTA: las fotos de las dos chaquetas terminadas son de www.garnstudio.com

El método de adjudicación es sencillo. Son cosas hechas a mano, ¿no? Pues aquí van las bases:

- Dejar un comentario en esta entrada diciendo si queréis el bolso, la chaqueta, o jugar por los dos (sí, soy así de imparcial). Edito: esto quiere decir que las combinaciones posibles son: capa + bolso, chaqueta + bolso, o cualquiera de los tres por separado. NO hago la combinación capa + chaqueta como premio.

- Mandarme vuestras creaciones manuales al email runnermami@gmail.com. Esto no significa que se vayan a publicar todas. Igual hago album en FB, igual no. Depende del tiempo disponible. El jurado, compuesto por mis padres, los dos hermanos que viven aquí, el Santo Esposo y yo misma, elegiremos la mejor manualidad y la peor. EDITO: cualquier cosa hecha a mano, no se trata de que cosáis algo. Vale cualquier manualidad. ¡Que sé que sois muy trendys!

- Aquí viene la segunda sorpresa: como puede ser que ambos ganadores quieran lo mismo, o los dos quieran los dos... me comprometo aquí y ahora a tejer en tiempo record todo lo que haga falta para que ambos tengan el regalo que quieren. Sea uno, el otro, o los dos. Es decir, me comprometo a tejer otro bolso y dos chaquetas si es necesario.

- Tenéis una semana para participar, hasta el 11 de julio a las 24:00 (he pensado en todo, no me digáis que no, el 12 cojo la baja ya... )

- IMPORTANTE: Sólo hago envíos a territorio nacional (no, no excluyo Canarias). Entendedme las que no tenéis dirección de envío nacional, pero todos los gastos, todos, corren de mi cuenta...

No me diréis que no he subsanado bastante bien el problema. Y tened en cuenta que la chaqueta que tengo empezada me gusta tanto que voy a hacer otra también para el Pitufo, para que veáis que no regalo cualquier cosa. Y sí, sé que lo que mola es recibir el regalito a los pocos días de ganarlo. Y siento mucho si esto resta participaciones, pero estoy pasando una época en la que no puedo ni con la vida, he tenido muchísimo curro...

Espero de corazón que sea de vuestro agrado (Esther, la práctica ha hecho que la calidad de mi tejido haya aumentado, así que puedes participar sin miedo). Y si no lo es, sólo os pido una cosa: ¡participad por algo aunque no os guste! Aunque lo tiréis luego a la basura o lo donéis a la caridad... que me hará ilusión ver las participaciones... por fi...

NOTA: me voy a pasar de ambiciosa, y lanzo un órdago: si alguien quiere un jersey, chaqueta o bolso tejido a mano y no resulta ganador, o lo que aquí se regala no le cuaja, que se ponga en contacto conmigo. Todo en esta vida es negociable. Con dinericos o con trueques variados, todo es negociable. He dicho.

Y tras este post largo como un día sin pan, más propio de mis inicios que de la línea actual os dejo, esperando vuestras participaciones. ¡Nos leemos!

martes, 2 de julio de 2013

Sello de calidad: Hero Nanos

¡Buenos días! Hoy os voy a hablar de la prueba que hemos hecho de los cereales Hero Nanos.

El paquete
El producto: Como os decía, los nuevos cereales Hero Nanos. Hero Nanos es una nueva línea de Hero especialmente dirigida a niños a partir de un año. En concreto los cereales son chocolateados y con miel. Que dicho así parece que van a ser un saco de azúcar, pero no. Son los que contienen menos azúcar del mercado entre los chocolateados con miel (eso reza la etiqueta, no he ido paquete por paquete del lineal a comprobarlo). Además, les han dado forma de número, no sé si para que resulten más atractivos, que no lo veo mucho porque se supone que va dirigido a niños de 1-3 años y a esta edad en teoría no conocen los números o para que que el niño ¿aprenda mientras desayuna?.

El motivo de probarlo: Sinceramente, lo de que sea un producto dirigido a niños a partir de un año me un poco igual, porque si a partir del año el pediatra te dice que puede comer como un adulto, no entiendo muy bien los productos llamados "de crecimiento", suelen ser como los de adulto pero más caros. Pero claro... ¡son cereales! ¡y con forma de número! Dos razones más que suficientes, porque al Pitufo le chiflan ambas cosas.

Comiendo cereales "a puñaos"
La prueba: el Pitufo no es amigo de los cereales en la leche, es más de comerlos "a puñaos". Y sus padres también. Así que así los hemos comido (el Pitufo y yo, el S.E. los probó y ya), aunque sí es cierto que un día los comí como Dios manda,
con leche, y para mi gusto se ponen blandos demasiado pronto. Pero claro, hay que tener en cuenta que son para niños, así que quizá eso sea lo adecuado. El día que recogimos el paquete en Correos el Pitufo casi se come medio del tirón. "Mira mamá, qué morado me estoy poniendo con los cereales". Le gustaron mucho, e iba cantando cada número cuando lo sacaba del paquete. Vale, está bien, pueden aprender mientras desayunan...

La valoración (del 1 al 5 siendo el 5 la máxima puntuación).
Comodidad de uso/formato: Fácil de usar, obviamente, son cereales. Y el paquete es lo suficientemente grande como para que cunda y lo suficientemente pequeño como para que no se ponga malo (no olvidemos que se trata de un producto infantil, y se supone que comen menos cantidad que nosotros). Le pongo un 5.
Sabor: a mí me han gustado bastante (de hecho hasta me llevé un día de almuerzo al trabajo). Al padre de la criatura ni fú ni fá. Al Pitufo le han gustado mucho. Creo que se quedan un pelín insípidos, no estaría mal que los de chocolate supieran un poco más a chocolate. Para eso no hace falta añadir más azúcar, que es lo que no quieren, ¿no?. Lo dejamos en un 4.
Aroma: aroma, lo que se dice aroma... no es que tenga mucho. Vamos, que abres el paquete y no te dan unas ganas locas de comerlos. No sé. Creo que un 2.

Relación calidad/precio:Reconozco no ser objetiva en este punto, por la misma razón que he explicado antes: no entiendo muy bien (más bien no entiendo nada) el sentido de los productos para niños que se supone ya comen de todo. Así que 3,15 € por un paquete de 180 gr. (17,50 €/kilo) me parece excesivo. Teniendo además en cuenta que los cereales tradicionales cuestan aproximadamente entre 3 y 8 euros por kilo (desde los de marca blanca hasta los súper guays de doble chocolate y rellenos de chocolate), creo que me daréis la razón... Para mí esto es un 0

Y con esto y un bizcocho, os dejo hasta el próximo día. Que será pronto, esta semana va a ser completita de posts. Algún día aprenderé a organizarme para no tener 5 una semana y 1 o ninguno la siguente...

¡Nos leemos!

NOTA: Sello de calidad

lunes, 1 de julio de 2013

Cumpleblog

Se acerca el cumpleblog... Hace ya casi un año que decidí contaros mis experiencias como runner, y más de medio que dejé de hacerlo. Espero retomar en breve, a ver cómo me va el puerperio.

Bueno, a lo que iba. Que se acerca el cumpleblog, una fecha señalada. Haciendo balance de este año 2.0, puedo decir que ha sido estupendo. Aunque el blog no ha ido exactamente por donde yo había planeado, no ha ido mal del todo. Tengo unos cuantos fieles seguidores. En Twitter he conocido a gente con la que mantengo una bonita relación de amistad virtual, y he desvirtualizado a algunas de ellas con éxito (entiéndase "con éxito" como "nos hemos caído bien", o al menos ellas a mí).

Para esta fecha hay blogs que organizan saraos variados, y la verdad es que me apetecía a mí también hacer algo especial. Así que me puse a darle vueltas a la cabeza.

Ante todo el regalo:

¡Ya lo tengo! Runnermami... ¡a la ganadora del sorteo le dedico mi entrada en la primera carrera popular que complete!. De primeras sonaba bien, pero luego pensé que con ese premio no participaría ni mi familia... ¡jajaja!

Habrá que pensar otra cosa... ¿alguna marca me ofrece algo? Joé, como no soy una de las grandes tampoco se da el caso. Que lo entiendo, ¿eh? Que las marcas se tienen que centrar en quienes le dan una difusión muy grande, como Hija no hay más, la madre novata, desmadreando o Peineta... pinchad, pinchad y veréis los regalazos que pudieron ofrecer... El caso es que el número de visitas de este humilde blog tampoco es para tirar cohetes (aunque, eso sí, recibo a lo mejor de la red. No en vano estás tú leyendo esto ahora ;))... Aún así pensé tirar un globo sonda en Twitter, pero al final me dio vergüenza. Tanto hablar del mal acercamiento de las marcas a los blogueros hizo que me planteara si un ¡Marcas! Se acerca mi cumpleblog, ¿alguien me regala algo para sortear? era adecuado...

¡Ah! ¡Claro! ¡Esta sí es buena idea! (que diría el Pitufo). No, no os la cuento. El día del cumpleblog lo veréis.

Después, la forma de adjudicarlo:

Se han visto cosas muy curradas para adjudicaciones de regalos en diferentes blogs. Empezamos con los antisorteos de la mamá del Gremlin para el #15J (por cierto ¡gané uno!). El concurso de desmadreando que ganaba la mejor anécdota que se contara con nuestros churumbeles (¡también gané!). Otro de dibujo de la madre novata (ya le vale. Este no lo gané. Bueno, ni participé. Dios no me llamó por el camino de la pintura). Una subasta, también de desmadreando (me di cuenta de que no había participado después de que acabara, pero la habría ganado, sé que no habría podido resistirse a mi puja). Tuvimos también la tómbola Peinetera, organizada en una época de trabajo muy mala para mí, y en la que no me dio tiempo a participar, con harto dolor de mi corazón...

¡Pero qué imaginación! A mí me apetece hacer un concurso, no un sorteo. Principalmente porque como yo nunca tengo suerte en los sorteos, prefiero algo en lo que haya que currarse un poco el premio. Pero claro, en esta época de tanto agobio de curro, que no tengo tiempo ni de pasar por aquí, y con estos precedentes... ¿qué hago yo? ¿Y si paso de tinglados y simplemente hago un sorteo?

Bueno, el caso es que a día de hoy ya tengo resueltas todas mis dudas. ¿Quieres saber lo que voy a hacer? En unos días en tu pantalla. Espero que te guste.

¡Nos leemos!