Sigue a runnermami

viernes, 14 de marzo de 2014

Despistes

Siempre he sido despistada, no lo voy a negar. Pero últimamente estoy llegando a límites insospechados... Y esta semana ha sido de traca:

- Lunes:
- Nota en la agenda de la Pitufa, el martes hay que llevar pañales.
- La pediatra prescribe para la conjuntivitis del niño una gota en desayuno-comida-cena durante una semana.

Parece fácil, ¿verdad? Veamos...

- Martes: Tareas pendientes:
- Poner las gotas al niño, ok.
- Llevar pañales a la guardería: llevamos el Pitufo y yo a la niña a la guardería, y en la puerta... ¡miércoles! (no digo mierda delante del niño) ¡me he dejado los pañales! - No te preocupes, mami, yo te lo recuerdo mañana. (sic)
Nueva tarea:
- Además de los pañales, hay que llevar bote de cereales. No leo la agenda hasta las 22.00, así que obviamente ya sé que el miércoles no los voy a llevar...

- Miércoles: Tareas pendientes:
- Poner las gotas al niño: al acostarlo me dice mamá, que no me has puesto la gota del ojo.
- Llevar pañales a la guardería: ok, se los doy al el santoesposo, que lleva él a la niña.
- Llevar cereales a la guardería: le anoto en la agenda a la profe que sé que no he puesto el cereal porque leí la nota tarde. Mañana sin falta lo pongo.
Nueva tarea:
- Comprar la flor para que el Piufo lleve a la profe, que se casa, y preparar el corazón para que el niño ponga su nombre. Me lo recuerdo a lo largo de toodo el día, hemos quedado en llevarla todos el jueves y a ver si el mío va a ser el único que no la lleve.

- Jueves: Tareas pendientes:
- Poner las gotas al niño: ok (aunque la de la comida, que la hacemos al salir del cole se me retrasa porque me despisto de hora).
- Llevar la flor al cole: ok
- Llevar cereales a la guardería: ¡Porras, los cereales! Bueno, ya no los he traído por la mañana, pero como me queda un rato entre recoger al Pitufo y a la Pitufa por la tarde, los compro en ese rato y ya se los dejo para no olvidarme (otra vez) mañana. Salimos del cole, compramos, y cuando pasamos el desvío de la guardería me dice el Pitufo mamá, ¿por qué vamos hacia casa sin recoger a la Pitufa?

Notas al margen, demostración de que el Pitufo me va conociendo y confía muy poco en mi mala cabeza:

- El lunes el Pitufo se quedó en casa con su tía. Lo dejé al salir de la pediatra, y la tía dormía. Le digo que "luego llamaré a la tía, que te tiene que poner la gota a la una". Cuando la tía se levanta el niño le dice todo serio que mamá ha dejado la medicina en el cuarto de baño, me tienes que poner una gota a la una.
- Como el miércoles él no ha ido a la guardería, el jueves cumple su promesa y me recuerda mamá acuérdate de los pañales.

A todo esto le podemos sumar despistes varios en el trabajo. Todavía me queda todo el viernes por delante. Rezad por mí.

¿Y vosotros? ¿Tenéis también épocas de despistes? ¿Me contáis vuestros despistes estrella?

¡Nos leemos!

30 comentarios:

  1. Mira, solo te diré que yo he pasado de ser Una Agenda Andante, que llevaba en mi cabeza mis tareas y las de el padredelasfieras; pero fue tener a MM, y me convertí en una desmemoriada, que nunca recuerda nada, y parece que no vive aquí. Tengo dos agendas que no se separan de mí, porque se me olvida hasta que tengo que vacunar a las niñas (vacunándolas varios meses después).

    Mi mayor está frita que le diga: MM recuerdame....

    En fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina yo, que he sido siempre despistada... Mi marido sí que está frito de que le diga "Me he olvidado de..." jajaja!

      Eliminar
  2. Mira el lado positivo: tienes un hijo muy responsable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si lado positivo tiene, está claro... ¡pero yo debería comer rabos de pasa a la de ya!

      Eliminar
  3. Tienes una pitufialarma, no necesitas nada más! ^^

    ResponderEliminar
  4. jajaja. Estoy con Marialu, yo tambien he pensado lo mismo :) Uy si, yo dentro de poco me dejo las pocas neuronas que me quedan en algun sitio. Hago la compra y salgo del super sin llevarme la bolsa, me olvido tambien la ficha que me piden llevar a la guarde, me dejo los pañales del bebe, y un largo etc que no sigo porque como lo lean Servicio Sociales :D Un besazo y buen finde! Jaio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La guarde... sólo diré que el año pasado estuvieron todo el año esperando que les llevara foto de la familia. De septiembre a junio.

      Un beso gordo, guapa

      Eliminar
  5. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA....... por favor, cómo me he visto reflejada... y sólo con uno! el día que haya dos no me lo quiero ni imaginar... virgencicavirgencica.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AY! Yo pensaba que no se podía ser más despistada, pero mira. Sí. Lo del tercero ni me lo planteo, total, me lo olvidaría directamente en el hospital... jajaja!

      Eliminar
  6. Yo una vez estaba tan resfriada que no podía oler nada, y no noté la peste del pañal del pequeño hasta varias horas después. Pobrecito, medio día con la plasta ahí pegada... Malamadre :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te cuento las de mis pañales. Mejor no te las cuento.

      Tú tenías excusa, mujer ;)

      Eliminar
  7. Con tanto trajín ya creí que acabarías por ponerle los cereales en el ojo y la gota en la comida. Es que hay días que ya no damos para más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hubiera sido raro, no. El problema es que no son "días" sino "semanas" ya... pero lo vamos llevando. Y al final todo se hace (más o menos)

      Eliminar
  8. Jajaja!! Te puedo visualizar en cada momento, las caras, las reacciones, ese "miércoles"... Genial el post! XD

    Y lo de la pitufoagenda que han dicho por ahí?? Me parto!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo de la pitufoagenda (pitufialarma en realidad) es genial!

      Gracias, bro.

      Eliminar
  9. Jajajaja que buena! Son cosas normales, todas pecamos de olvidos y malmadrismo. Al final son tonterias pero tu Pitufo es un sol!! Un beso y no olvides el abrigo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sol. Es un sol auténtico, pobrete mío. Tener que cuidar de la madre... jajaja!

      Con lo del abrigo soy caso perdido.

      Eliminar
  10. A mí me pasa lo mismo, la maternidad (o el.poco dormir, en mi caso van de la mano) me han dejado la neurona frita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la tenía frita de antes. Y el poco dormir la ha terminado de churruscar :)

      Eliminar
  11. Jajaja!!! Esto es un sin-vivir, jajaja!!! Qué agobios, yo estoy igual, con la agenda todo el día apuntando...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no apunto. Total, luego no miro el cuaderno donde apunto, así que... p'a qué...

      Eliminar
  12. mi época de despistes comenzó a mitad de embarazo, yo creo que nuestra atención se centra en otras cosas y las neuronas sobrantes se van de vacaciones. Ahora parece que me voy centrando...
    me encanta tu pitufo, vaya apoyo tienes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡qué suerte que te centras! yo llevo mucho tiempo en la periferia del círculo, creo que lo de centrarme es ya misión imposible.

      Eliminar
  13. jajajaja mujer, si esas cosas nos pasan a todas! somos como Dori...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! Es cierto que nos pasan a todas... ¿pero en la misma semana? Es para morirse jajaja!

      Eliminar
  14. Los despistes incrementan proporcionalmente al nº de hijos. Ya lo decía yo en mi post de las madres estamos pa allá. Luego ya no vuelves a centrarte hasta que cumplen los 30, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Me lo dices por si me estoy planteando tener un tercero? Pues como decía Laura... virgencicavirgencica que me quede como estoy.

      Un beso, Jenni

      Eliminar
  15. En ésto de los despistes somos almas gemelas! Yo tambien tengo líos con los pañales, los cereales, los medicamentos y mil cosas mas.
    La última fué el martes pasado, que me fuí con el niño al pediatra a la revisión de los 15 meses y cuando ya llevaba un buen rato de espera, me dice otra madre: ¿que tiempo tiene? Y le digo yo, "en dos semanas cumple 15 meses" y ahí me di cuenta que si aún no había cumplido los 15 meses, aún no tenia que ir a la revisión. Miré la agenda.. y Zas ! en toda la boca! Me había confundido de día y ahí yo esperando como una tonta!!
    Soy un desastre andante, pero el cansancio es lo que tiene!

    ResponderEliminar
  16. Hola comienzo a seguirte ahora y al leer este post me ha hecho mucha gracia. No suelo ser muy despistada, pero alguno he tenido de ordago. Una ocasión se le cayó a la bichito la etiqueta con su nombre del uniforme. En esto que llevaba toda la semana intentando acordarme de pegarselo de nuevo. El domingo ya a la desesperada a las 22.00 de la noche me acuerdo y pongo con la plancha a ello. Al dia siguiente cuando le voy a poner el polo me doy cuenta de que lo planché por el derecho y llevaba el letrero por fuera en vez de por dentro. (ufffffffffffffff)

    ResponderEliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+