Sigue a runnermami

miércoles, 7 de mayo de 2014

Para ti. Para tu miedo.

Este post es respuesta a Peineta, tal como escribía el comentario he pensado que era mejor que todos lo supiérais. Si queréis leerlo en su contexto leedla a ella primero, aunque lo entenderéis igual sin hacerlo.

La valentía no es no tener miedo, es saber enfrentarte a tu miedo.

Seré la nota discordante, lo sé. Pero algunos de tus miedos también los tenía yo, y te confirmo. No se quiere a los dos igual (se les quiere lo mismo, pero no igual, no sé si me explico), comparas (claro que comparas), y tienes preferencia por uno (o por el otro, según el día que tengas tú, el día que tengan ellos y el momento en el que lo pienses, porque serán distintos y unas cosas te gustarán más del uno y otras del otro).

Desde la experiencia que me dan 9 cochinos meses (vamos, que no estoy mucho mejor que tú) te digo que es complicado gestionar el tiempo para dos (cuernos, es complicado gestionar el tiempo para uno, cómo no va a ser para dos), que muchas veces piensas que estás fallando al uno o al otro, que no atiendes a los dos lo mismo. Que hay veces que piensas que el mayor te va a odiar, porque, sin querer, lo haces aún mayor de lo que es. Que hay veces que piensas que la pequeña se te va a traumatizar porque no has tenido con ella los cuidados que tuviste con el primero, porque la dejas llorar más de lo que hiciste con él.

Pero desde esa misma experiencia te digo que todo ese miedo, todo ese sentimiento de culpa (maldita culpa), COMPENSA. Compensa cuando los ves reírse juntos. Compensa cuando ves cómo el mayor no quiere dejar de abrazar a la pequeña. Compensa cuando ves cómo la pequeña busca al mayor con la mirada. Compensa cuando ves cómo se buscan para jugar juntos, pese a la diferencia de edad. Compensa cuando te dice "Mamá, yo hoy me baño con la Pitufa". Compensa cuando agarradita a la mesa y al sofá intenta dar dos pasos para acercarse a su hermano mientras él juega. Compensa cuando te pones en el dintel de la puerta, y los ves a los dos, y también quieres que se detenga el tiempo, exactamente igual que haces ahora sólo con uno.

Y además, desde la experiencia que me da tener 4 hermanos (ahí sí que voy más sobradita que tú) te digo que el vínculo con un hermano es indestructible. Que los quieres con locura. Que los odias con fervor. Que estás deseando verlos. Que estás deseando que se vayan. Que son tus hermanos. Y a tus hermanos no los toca nadie. Sólo tú.

No puedo disipar tu miedo, es imposible. El miedo es irracional. Pero también es irracional el amor. Y eso es lo que lo hace tan bonito.

Serás una madre de dos igual que eres madre de uno. Genial. Única.

¡Nos leemos!

30 comentarios:

  1. Nena leñe que se te olvida que estoy hormonada y lloro como puffffffffff que post, que respuesta y que todo...Pero por suerte este fin de semana he podido vivirlo cerca de ti y creo que eso es lo que me ha dado miedo, ver que llega y no saber si lo gestionaré, pero es tan chulo....

    Gracias por ser como eres maña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, niña! Que por eso te lo digo. Porque lo acabas de ver, y has visto que complicado es, pero ¿y cuando el Pitufo y el Monillo estrujaban a la Pitufa? Pues eso. Claro que lo gestionarás, faltaría más...

      Eliminar
  2. me has hecho llorar en el metro!!!!!! precioso post, maría

    ResponderEliminar
  3. madre que bonito!!!! ahora me leeré lo de peineta, pero ole tu post y viva tus hermanos y tus pitufos, cuanto amor snif snif!

    Lydia
    www.padresenpañales.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lydia, me alegro de que te haya gustado. Lee el de Peineta, y verás que era necesario decíselo...

      Eliminar
  4. Como madre de tres (9, 7 y 3 años) y hermana de cuatro (como tú) suscribo cada palabra. No los quieres igual ni falta que hace porque no son iguales. Tampoco quiero igual a mis hermanos y no me sobra ninguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Eso es lo que yo quería decirle. Porque en realidad todo el mundo le va a decir que no se preocupe, que los querrá igual, y esas cosas... ¡y no es verdad!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. ¿por qué en los blogs no hay botón de "me gusta"? Es que no sé qué más decir a tu comentario...

      Eliminar
  6. Aisss maña que grande eres como amiga, como mujer... como madre!!!!! Precioso tu post y creo cargado de realismo de ese bonito que nos llega y llena el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, cuántas flores me echas en un sólo día, Martita... muchas gracias.

      Ya sabes que yo soy realista, pero no cruda. Porque sí es cierto que no es todo de color de rosa, pero tampoco tan malo como lo pintan por ahí... Ya tú sabes...

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. ¡Claro que sí! Es algo tan inexplicable como tener el primer hijo...

      Eliminar
  8. Me ha encantado, me ha rechiflado. Te aplaudo. Y te abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Toma post maña....ENORME...tan cierto, tan real y agregaría que un hermano es el mejor regalo de vida. ¡GRANDE! un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de besos. Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  10. Qué bonico, sister! Los párrafos de los miedos de la maternidad no me han llegado tanto, por motivos evidentes, pero el de los hermanos... Ay! Snif, snif... :'-)

    Añadir para Peineta que querer a un hermano o a otro es como querer a tu padre tu madre: lo mismo, pero distinto, como decía María. Supongo que con los hijos debe ser parecido, pero más. O no. O qué sé yo... ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de los hermanos iba a ser más largo, pero se me iba a hacer el post más largo que un día sin pan.

      Además, ya os dediqué uno... (por cierto, tengo que enlazar ese con este...)

      Eliminar
  11. Esa es siempre mi pregunta y a na vez mi miedo, yo creo que has hecho un post en el que plasmas perfectamente ese sentimiento. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo, y me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  12. Pues eso mismo, a pesar de esos "sólo" nueves meses de experiencia como bimadre, no se te ha dado nada mal la contestación al post de Peineta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que no? Voy a parecer vanidosa, pero... ¡por eso hice el post en vez de el comentario!

      Eliminar
  13. Como me gusta, sobre todo tu conclusion final. Amen! Yo lo estoy disfrutando increiblemente, con sus pros y sus contras. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jaio.

      Me alegro de que te guste. Estarás de acuerdo en que los pros acaban empañando los contras... gracias a Dios. ;)

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+