Sigue a runnermami

martes, 29 de julio de 2014

Rutinas nocturnas

Post patrocinado: Licor del Polo me ha enviado los productos para que los pruebe

¡Buenos días!

Hoy os confieso uno de mis pecadillos... la rutina nocturna.


Veréis. Antes de casarme yo tenía una rutina nocturna inamovible. Antes de irme a dormir siempre, fuera la hora que fuera, me desmaquillaba, me lavaba los dientes y me cepillaba el pelo. Todo muy normal, muy adecuado y muy sano.

¿Qué pasó? Pues no lo sé, la verdad. Que por H o B, un día por otro... al final ni rutina ni nada. No me desmaquillo casi ninguna noche y, lo que es más grave, rara vez me lavo los dientes antes de ir a dormir... Y como en todo, si yo no soy capaz de llevar la rutina... ¿cómo inculcársela a mis hijos? Ellos aprenden por imitación...


Uno de mis propósitos para YA pasa por instaurar la rutina nocturna para todos. En mi caso las tres cosas que he dicho antes, en el de los niños hacer pis antes de ir a dormir y lavarse los dientes. El Pitufo no lleva pañal de día desde el año y medio, pero el nocturno no se lo quitamos ni a la de tres y parte de la culpa la tiene esto, que no lo pongo a hacer pis antes de dormir. Y la Pitufa ya tiene un año, seis dientes, y come de todo. Consultada Inma Furones, odontopediatra, acerca de cuándo es adecuado empezar a lavar los dientes (ya, esto lo debería haber preguntado con mi primer hijo, lo sé), me encuentro con que voy unos seis meses tarde, ya que

En el momento en el que aparecen hay que limpiarlos, si bien es verdad que una gasa húmeda sirve y es suficiente al menos hasta que les erupcionan las muelas. En el momento en el que les erupcionan las muelas ya sí es imprescindible usar un cepillo para limpiarlos, porque las muelas tienen surcos que es donde se retiene placa. Si no es con las cerdas de un cepillo, esa placa no se elimina y se pueden cariar.

Aquéllo de Qué más da, son sólo los de leche también me lo ha desmontado con una frase que tiene mucha lógica:

Es verdad que los dientes de leche se caen y que si se pierden salen otros, pero es un problema que se pierdan antes de tiempo y que no realicen su función.

¿Y hace falta pasta de dientes para los niños?

Lo de la pasta ya es un poco a gusto. Si se usa, que sea pediátrica, no podemos cepillar a los bebés con una pasta de adultos. Y siempre usar sólo una gota.

Una de las partes que más gusta a los niños de lavarse los dientes es la pasta, las hacen con unos sabores muy atractivos. Hay decenas de pastas infantiles en el mercado. La que tengo yo ahora en casa es Licor del Polo Junior, la gama de 0-6 años (tiene otra de 6 años en adelante con mayor cantidad de flúor), ya que yo estoy usando Licor del Polo 2en1 Completo+.

¿Por qué elegir Licor del Polo 2en1 Completo+? Porque Licor del Polo es una marca que me genera confianza y además me recuerda a mi abuelo, y es un recuerdo bonito. Para mí el recuerdo de mi abuelo es especial, yo me sentía especial para él y es el primero que se nos fue. Era muy divertido, era... no sé, era mi abuelo.

Que me desvío, el caso es que me recuerda a él porque siempre usaba el dentífrico y el elixir de esta marca. En este producto tengo ambas cosas en uno, cosas de la modernidad, con lo que reduzco el tiempo dedicado a la higiene bucal. Tiene función blanqueadora; función que yo apenas noto en los dentífricos que la tienen, pero que me gusta que la tengan porque siempre me veo los dientes muy amarillos. Tiene un sabor mentolado pero muy suave, no es un dentífrico que "pica". Y os prometo que deja la boca fresca fresquísima, que es algo que yo asocio mucho a esta marca, quizá por aquéllos anuncios en los que alguien echaba el aliento y helaba a todo el mundo a su alrededor, ¿os acordáis?

Para despedirme por hoy, os dejo un resumen de los consejos de Inma para una correcta higiene bucodental en la infancia:

Higiene desde bebé: Ir dando autonomía poco a poco e insistir en cepillado nocturno, este no debe perdonarse nunca (vale, me pondré las pilas). A partir de los 7/8 años ya no deberían dejar de lavarse los dientes después de cada comida, para controlarlo están los reveladores de placa.

Evitar que cojan hábitos de succión digital, chupete, o interposición lingual. Para ello, el chupete y el biberón deberían retirarse antes de los tres años. Totalmente prohibido que se duerman con el biberón en la boca, o darles el chupete untado en miel o azúcar.

Enseñarles a comer: que tengan una dieta variada previene la caries.

Reeducación oral: hay que vigilar a los niños con anomalías respiratorias. Respirar por la boca puede resecarla y provocar sangrado de encías, y los tratamientos con ventolín y similares pueden producir caries.

Si se producen las primeras caries antes de los seis años, hay que sellarlas y usar flúor según el caso.

Precaución padres con ortopedia/ortodoncia realizada o que saben que sus dientes y/o huesos no están bien colocados. La genética es muy importante y este tipo de problemas son hereditarios.

Aunque la recomendación general es llevar al niño al odontopediatra por primera vez al año, Inma considera que si no hay circunstancias especiales que revisar antes, la edad adecuada son los 5/6 años.

¿Y vosotros? ¿Le inculcáis a vuestros hijos una correcta higiene bucal? ¿Tenéis rutinas nocturas vosotros o vuestros hijos?

¡Nos leemos!

12 comentarios:

  1. Yo a mis hijos intento mantenerles los dientes muy limpios porque no quiero que acaben con la dentadura como un colador. Es un rollo, pero si no se hace se paga caro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé. Además los genes no les acompañan en ese sentido... Es un fallo imperdonable, pero me estoy reformando. ¡Prometido!

      Eliminar
  2. Yo aún no he empezado esta rutina con la bichilla y sus 2 mini dientes pero pronto tendremos que dar comienzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ya sabes! La odontopediatra dijo que en cuanto sale el primero. No hagas como yo, que como lo vayas dejando te cumple cuatro años y estás igual.

      Eliminar
  3. Tenemos esas rutinas instauradas desde hace tiempo, el cepillado de dientes es fundamental. Como a la hora de la comida no suelen estar en casa (cuando iban al cole o a la guarde), la norma es lavarse los dientes desde que llegamos a casa, o antes de volver a salir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, hija, si lo sé... pero es cierto que soy un desastre. Me estoy reformando, pero como aún encima lleva todo el verano durmiendo con los yayos...

      Eliminar
  4. Muy interesante, nosotros la rutina de lavarse los dientes, un pis y a dormir, es inamovible, hasta la bichito nos la recuerda, jajjaja Tambien por la mañana despues del desayuno, y en el cole lo hace también, y la verdad de momento los dientes los tiene bien, pero claro tiene 2 años y medio..........a ver si para los tres hacemos una visita al dentista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es culpa mía. Si lo hubiera hecho desde el principio, seguro que también me lo recordaba él. Ahora tengo más trabajo que hacer, pero bueno. Dicen que en 21 días se construye un hábito. A ver si es verdad ;)

      Eliminar
  5. Para mi la higiene bucal es importantísima, tanto para mi como para la peque. Por eso investigué, en cuanto le salieron los primeros dientes, y se los limpiaba con una gasita húmeda. Más adelante introdujimos el cepillo y ahora, que ya tiene dos años, está empezando a usar pasta de dientes para niños...
    Después de soltarte el rollazo te diré que me parece fatal que no sigas una rutina nocturna que incluya el desmaquillado y el cepillado de los dientes... Te voy a aplicar un correctivo del amor, pero me lo agradecerás, que no cuesta nada!!
    Un besote,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Marialu! No sabes la de veces que pensé en ti al escribir el post. Por lo de mi desmaquillado y por lo de la higiene bucal, lo comentaste en un post tuyo... así que me decía "verás el tirón de orejas (bien merecido) que me pega".

      Me estoy reformando. Con todo ello. Lo mío y lo de los niños.

      Eliminar
  6. No me imagino irme a acostar sin lavarme los dientes, imposible. Siempre he mantenido muy buena higiene bucal, sobretodo desde que me pusieron la ortodoncia, cuando cada vez que comía algo iba corriendo a lavarme los dientes.
    Y estoy con Marialu, ¡¡tienes que volver a la rutina!!
    A Peque intento lavarle los dientes después de cada comida, hay veces que muy bien, y otras no tanto. Creo que a partir de ahora me voy a lavar los dientes con él, a lo mejor así, por imitación , lo lleva mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé... De verdad que estoy en ello. Tanto mío como de los niños, que al final estas cosas son las que importan de verdad.

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+