Sigue a runnermami

martes, 2 de septiembre de 2014

... Un verano inolvidable

¡Buenos días! ¿Qué pensábais? ¿Que todo lo que había pasado este verano era malo? ¡No, hombre no! También ha sido un verano inolvidable...

A nosotros nos pasa que dejamos planes "para cuando venga el buen tiempo". El caso es que luego nunca los hacíamos, así que decidimos que este verano tenía que ser especial, y ya que teníamos sólo dos semanas de vacaciones, aprovecharíamos también los fines de semana.

Fuimos al Castillo de Loarre. El Pitufo quedó entusiasmado por ver un castillo de verdad, donde vivían caballeros de verdad, y un rey, y una reina. Pero salió de allí con una gran inquietud. Habíamos visto la cocina, la Torre de la Reina, las caballerizas, el salón del trono, el patio de armas, la enfermería pero... ¿Los caballeros dónde hacían pis y caca, mamá?

Un fin de semana fue la fiesta de aniversario de la piscina donde vamos, así que allí estuvimos, con los hinchables y el resto de las actividades que habían preparado para los niños.

Coincidió ese fin de semana con las primeras fiestas de Utebo, donde vivimos. Así que pudo disfrutar también de las vaquillas, que le encantan, y de los cabezudos... Vimos también un teatro de títeres, una representación divertidísima de Los Tres Cerditos hecha por la compañía Teatro Arbolé. Totalmente recomendable. Quedé hechizada por la canción del lobo.



Ya os conté que el principio de nuestras vacaciones fue en Valencia, estuvimos visitando a mi hermana. Y aprovechamos para llevarle al Oceanogràfic. ¡¡Lo pasó genial!!

De ahí fuimos a la playa, una semanita. En el hotel al que vamos hacen muchísmas actividades, animación para niños, espectáculos musicales, ¡¡hasta un encierro con carretones para celebrar sus propias fiestas. Paseos por la playa, niños rebozados, carreras con su padre, partidos de fútbol en la arena, subida al Castillo de Peñíscola... Me declaro #madreplayera hasta la muerte.

El año pasado estuvimos en una casa rural encantadora en el Pirineo, muy cerquita de Biescas. El pueblo, Yosa de Sobremonte, es muy pequeño, y la carretera acaba allí. Así que no hay ningún peligro para los niños, que pueden disfrutar de una libertad inusitada. Obviamente, os cuento esto porque volvimos unos días este año. Caminatas, excursiones, buena comida, siestas en hamaca (bueeeenooo, vaaale, confieeeesoooo... esto no lo tuve, pero casi)... ¡Ay! ¡Quiero volver ya!

El último día de estancia en el pueblo era el cumpleaños de la Pitufa, y nos encargamos de celebrarlo ese domingo con los abuelos y los tíos. Además, el Pitufo decidió que el mismo día del cumpleaños "Aunque no hagamos fiesta tenemos que ponerle colacao en el biberón del desayuno, así le hacemos un desayuno especial de cumpleaños". Muero de amor.

Empezamos rutina de trabajo, pero ¡seguimos teniendo los fines de semana libres, claro! Así que tras un parón para poder comprar lo que se necesitaba para la boda del día 16, el siguiente finde ¡vuelta a Yosa! Estaban unos amigos a los que conocimos allí mismo el año pasado, y quedamos en ir para pasar juntos esos dos días. El domingo fuimos a ver San Juan de la Peña. No dejéis de ir si tenéis ocasión.

¡Y llegó el día de la boda! Se casaba una prima del santoesposo. Para contaros cómo lo pasamos, os digo sólo la frase con la que se despidió el Pitufo de la novia: "Adios, J. Ha sido el mejor día de mi vida". Ella contestó con un "¿Sabes qué? El mío también."

¿Nos vamos a quedar parados justo a mitad de agosto? ¡No, hombre, no! El sábado siguiente cumplimos un sueño del Pitufo, que últimamente anda obsesionado con los dinosaurios y ¡fuimos a Dinopolis! Lo disfrutó como un enano, en el espectáculo del T-Rex me preguntó varias veces con temor si estaba segura de que era de mentira, el museo le volvió loco con el tamaño real de los dinosaurios (creo que no voy a olvidar nunca ese ¡mira, un elasmosaurio! delante de un esqueleto. Y era un elasmosaurio...) Sólo una cosa: si tenéis intención de ir, tened en cuenta que está pensado para niños, no vayáis sólo adultos. Y si podéis buscad algún cupón de descuento o algo. El precio normal de la entrada es excesivo para lo que ofrece (siempre según mi opinión, claro).

El último fin de semana de agosto, bautizo el sábado. Y el domingo... ¡a la playa con los yayos! El Pitufo, sus primeras vacaciones sólo con los yayos, una semana sin mamá y papá... ¡lo va a pasar geniall!

Mientras tanto, los otros tres miembros de la familia disfrutamos cuatro días en Sevilla, el santoesposo ha tenido que ir por trabajo y la Pitufa y yo hemos aprovechado la ocasión.

Aún quedan unos días de verano, que hasta el 21 de septiembre no acaba. ¡Podemos hacer muchas cosas más aunque los Pitufos también entren en rutina de cole! Si las hacemos, prometo contároslas...

¿Veis? Las cosas pueden ser como tú quieres que sean. De todas las cosas que han hecho de este un verano para olvidar ya ni me acuerdo.

¿Y vosotros? ¿Qué habéis hecho vosotros este verano? ¿Ha sido especial?


¡Nos leemos!

Recuerda que si te ha gustado este post puedes compartirlo en las redes sociales, ¡es tan fácil como darle a un botón!

7 comentarios:

  1. Cuánta actividad chula y con buen rollito para olvidar el #juliushorribilis y el #agostustrescuartusdelomismus!!!

    Las frases del pitufo son muy graciosas, qué ganas de que la pitufa hable ya, a ver qué se cuenta! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda que el #septiembrusmecagoenelveranus ni te cuento! Durante el viaje a Sevilla se nos paró la nevera, todo para tirar. Y al móvil del santoesposo le pasó un coche por encima... En fin... Todo el verano con una de cal y otra de arena (porque lo hemos pasado fenomenal en Sevilla, claro)

      Tengo que ir anotando frases del Pitufo, los posts de las sonrisas se nutrían muchas veces de ellas, y es que tiene cada una genial.

      Eliminar
  2. Tía, yo me quedo con el castillo de Loarre, me ha ecnantado todas las veces que he ido. Creo que la última con la mayor más pequeña, y es una gozada. A ver cuando me hago una ruta con las Genovevas por el alto Aragón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oye! Si la haces me avisas y a lo mejor podemos turistear juntas.

      A mí también me gusta mucho el castillo de Loarre y más después de que lo arreglara Ridley Scott para la peli. La verdad es que se nota, está más entero.

      Eliminar
  3. Bueno menos mal que lo bueno a compensado #juliushorribilis, no habeis parado!!! me alegro de que hayais disfrutado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que ha compensado, sí. Menos mal que tenemos una de cal y otra de arena, porque si no estaríamos deprimidos hasta año nuevo.

      ¡Un besote!

      Eliminar
  4. Os tenido un veranito de lo más movidito :P estarás encantada!! jjajajajajaja

    ResponderEliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+