Sigue a runnermami

lunes, 7 de marzo de 2016

Anécdotas: superpoderes, sueños y vuelta al cole

¡Buenos días!

¡Perdón! Al retomar el blog, y aunque no os lo dije, mi idea era ir publicando de momento un post semanal, los lunes. Y en nada y menos ya he faltado a mi cita dos veces... Los dos últimos fines de semana fueron muy intensos, hicimos un montón de cosas, y no saqué tiempo para escribir. Iba a decir que no lo tuve, pero sería faltar a la verdad, casi siempre hay tiempo para hacer las cosas. Lo que pasa es que muchas veces hay que buscarlo y sacarlo de otras cosas... y no lo hice.

Hoy os traigo una breve recopilación de anécdotas que espero que os hagan sonreir. Ya que no consigo recuperar la dinámica del #7dias7sonrisas, lo que haré será poneros algunas anécdotas pitufiles de vez en cuando.

El "poder princesa":


A los pitufos les dio una temporada por jugar a los superhéroes. Un día oigo a la Pitufa... "¡Supelpinsesa! ¡¡Podel pinseeesaaa!! ¡¡Chuu, chuu!!". Casi me atraganto de la risa... ¿quién dijo que las princesas eran lánguidas y esperaban al príncipe azul sentadas en su torre?
Interrogados sobre en qué consistía el "poder princesa" me dijeron que era un poder especial que ganaba a todos (menos al Pitufo, claro) con sólo poner las manos extendidas por delante del cuerpo.

Un sueño hecho realidad

En Utebo, donde vivimos, se celebra todos los años una Feria Mudéjar en el entorno de la Torre Mudéjar del pueblo, recreando esta época histórica y con representaciones acerca de la historia de la Torre. Un poco como las Bodas de los Amantes en Teruel. El caso es que entre las casetas que pusieron había un cetrero con sus aves. El Pitufo se hizo una foto con un águila y nos dijo que "ha sido el mejor día de mi vida. Hacerme una foto con un águila ha sido un sueño hecho realidad". Ahí es nada, no es ni teatrero el tío. Le faltó decir "ya puedo morir tranquilo" o algo similar.

Casa abueyos no

Situación: recién empezado septiembre; los pitufos habían pasado todo el verano (obviamente, excepto nuestras vacaciones) entre casa de los abuelos y casa de los yayos. Quedándose a dormir siempre que les apetecía; el día que no se quedaban los dejábamos por la mañana antes de ir a trabajar. El día de los hechos la guardería ya estaba abierta, todavía no había empezado el cole. El Pitufo en casa de los abuelos, la Pitufa en casa. La subo en el coche para ir a casa de los abuelos y me espeta: "Mamá, casa abueyos no. Quero ir al cole con Enena". Como comprenderéis, me di la media vuelta, cogí la mochila de la guarde y la llevé. ¿Se puede desear una vuelta al cole menos traumática?

Y con eso y un bizcocho, me despido por hoy. ¡Pasad buen lunes!

¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. Qué graciosos son xD

    Te conté que aquí tenemos una réplica de la torre de Utebo? Le tomé foto pero no me acuerdo si te lo llegué a decir, está en el Poble Espanyol ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo habías contado, pero me enteré hace poco... reconozco que fue viendo "un príncipe para tres princesas", salió el Poble Espanyol y lo primero que se vio fue la torre de Utebo...

      Eliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+