Sigue a runnermami

lunes, 11 de abril de 2016

Las etiquetas Petit-Fernand

Post patrocinado por Petit-Fernand, me han enviado las etiquetas para probarlas y un código descuento para ti

¡Buenos días!

¿Os habéis percatado de lo rápido que pasa el tiempo? Ya no las semanas, que muchas veces pasan si enterarnos siquiera; no nos ha dado tiempo a asumir que es lunes, y ya estamos en viernes otra vez... Hablo de los meses, ¡y los años!

Para el primer cumpleblog organicé un concurso, en el que el premio era algo tejido por mi; y aproveché que cogía la baja por maternidad de la Pitufa para ponerme manos a la obra con el tejido. Parece que fue ayer... ¡y ya estamos en proceso de escolarización!

Obviamente, no es lo mismo que con el Pitufo. Esta vez ya está el colegio elegido, puesto que el que escogimos en su día para él nos gusta. Y con los puntos que te dan por tener un hermano en el colegio no será un sinvivir de puntos.

Pero con un niño pasando a Primaria (¡Primaria! ¡Dios mío!) y una niña a punto de empezar el cole, tenemos otras preocupaciones. ¿Cuál, por ejemplo? El uniforme; el bendito uniforme. Porque yo estoy encantada con el uniforme, y además estoy convencida de que ahorro dinero puesto que de lunes a viernes lleva la misma ropa, pero claro, eso no quita para que el desembolso inicial no sea un descalabro. Y este año son dos uniformes completos, porque el Pitufo con el cambio a Primaria cambia el uniforme.

Así que con nuestra vida de organizados, hemos decidido comprar ya el de la Pitufa; teníamos el del Pitufo del primer año para probar el tamaño (no, no lo puedo aprovechar, estiré dos chándals todo el curso). Hemos asumido que la van a coger y ya está hecho. Y ya que nos ponemos a hacer las cosas con antelación, ¡hemos etiquetado ya todo!

Antes, al final acabábamos siempre a última hora poniendo el nombre siempre con un boli en las etiquetas de lavado. Y claro, eso se borra, se corre dependiendo del boli que usas... en fin, una chapuza. Y Petit-Fernand me dio la oportunidad de probar otra forma de etiquetado, incluso sin perder mi esencia, puesto que tienen etiquetas adhesivas para ropa, especiales para poner en la etiqueta de lavado. Y no, no se van con el lavado (¡ni en la secadora!). Están especialmente pensadas por si no tienes tiempo para ponerte en un momento dado con la plancha, pero por supuesto también tienen etiquetas termoadhesivas, que además se ponen en un momento. Son además las más finas del mercado, así que los niños ni las notan. ¡Basta de "me pica la etiqueta"!

Para completar el etiquetado, también tienen etiquetas adhesivas para objetos que, pásmate, resisten lavavajillas y microondas. Yo he aprovechado ya para etiquetar los tupper en los que les pongo el almuerzo a los Pitufos, la comba que me han pedido para el cole (no, no se mueve la etiqueta con el sudor de las manos) y el rotulador para pizarra blanca que también me han pedido.

Porque esa es otra, constantemente piden cosas "todo con el nombre puesto", así que hay que etiquetar cosas continuamente. Por eso una de las cosas que más me ha gustado es que cuando te llega el pedido vienen todas las etiquetas encuadernadas juntas en una libretita con el papel protector que necesitas para las termoadhesivas, ¡así nunca se pierden, siempre a mano para etiquetarlo todo! Y por supuesto la guía de aplicación y mantenimiento en la misma libreta, para que no la pierdas.

Las etiquetas de Petit-Fernand son totalmente personalizables; 21 colores de fondo y más de 100 dibujos para elegir hicieron que resultara difícil decidirse, pero que finalmente mis superhéroes tuvieran sus etiquetas de sus colores favoritos:


Y otra cosa que me tiene enamorada de Petit-Fernand es que, como sus creadores son padres, no se han quedado sólo ahí. Tienen muchos más productos y un blog en el que hacen cosas como los talleres de los miércoles, los experimentos científicos (me encanta esta sección) y las actividades al aire libre. Aunque, todo sea dicho, a veces sigue haciendo falta pis de unicornio para hacer alguna actividad, ¡nunca te quedarás sin ideas!

Si a todo esto le sumas que el proceso de compra es sencillísimo e intuitivo, y que los gastos de envío son gratuitos... ¿a qué esperas para hacer tu pedido en Petit-Fernand? Además, ¡sorpresa! desde hoy y hasta el viernes a medianoche, si vais de mi parte tenéis un 10% de descuento en vuestra compra de etiquetas (incluso packs). Sólo tenéis que introducir este código al finalizar vuestra compra:

todoetiquetadoconrunnermami

¡Veréis que nos os decepcionan!

Esto es todo por hoy. Vosotros, ¿cómo etiquetáis las cosas de los niños? ¿Habéis probado alguna etiqueta personalizada? ¿Me lo contáis?

¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. me los imagino con las etiquetas poniendo realmente PITUFO/A y me parto xDDD

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno de los uniformes es que todos van iguales y no se trata diferente a nadie respecto a la marca de su ropa etc

    ResponderEliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir el mail de tu comentario. ¡Hazme feliz, comenta!

Y, si quieres, comparte en las redes sociales y dame un +1 en G+